17 de Octubre de 2018

Quintana Roo

El amor de tu perro podría enfermarte

Si tu perro te lame para demostrarte cariño, no dejes que lo haga en tu rostro, pues podría provocarte alguna enfermedad. (connectmydog.com)
Si tu perro te lame para demostrarte cariño, no dejes que lo haga en tu rostro, pues podría provocarte alguna enfermedad. (connectmydog.com)
Compartir en Facebook El amor de tu perro podría enfermarteCompartir en Twiiter El amor de tu perro podría enfermarte

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- Aunque te perezca muy tierno que tu perro te demuestre su cariño a lengüetazos, los ‘besos’ que te da en la cara pueden ser peligrosos, según reportan especialistas en medicina.

Esta muestra de afecto puede parecer inofensiva. Sin embargo, debe evitarse, ya que puede provocar graves enfermedades, así lo afirmó un grupo de expertos entrevistado por The New York Times para el artículo ‘Si quieres mostrarle amor a tu perro no lo beses, mejor acarícialo’, en el cual se expone desde los peligros, hasta las causas por las que este gesto es dañino, informa el portal web swagger.com.

También te puede interesar: Honran lealtad de los perros con un ritual de Nepal

Uno de los especialistas, Neilanjan Nandi, profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Drexel en Filadelfia, explicó que en el hocico de los perros hay “un enorme microbioma oral de bacterias, virus y levadura”. Tales organismos, al encontrarse únicamente en los perros, resultan intolerables y difíciles de combatir para los humanos.

Ciertas bacterias son zoonóticas; es decir, pueden transmitirse a los humanos y provocarles enfermedades. De acuerdo con Leni K. Kaplan, ponente del servicio de práctica comunitaria en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, algunas de las bacterias zoonóticas incluyen clostridium, E. coli, salmonela y campylobacter, que logran ocasionar enfermedades gastrointestinales graves en los humanos.

Nandi agregó que cuando los animales ingieren heces, lamen el ano de otro perro o tragan tierra contaminada del jardín de la casa, por ejemplo, donde los perros han depositado sus heces, pueden transmitir parásitos e infecciones  como anquilostomas y ascárides.

No impidas que te demuestre su amor

Pero tranquilo, aún pueden seguir los afectos entre tú y tu perro, siempre y cuando no dejes que te dé besos en la nariz, la boca y los ojos. Leni K. Kaplan manifestó que es mejor evitar que los perros laman estas partes del rostro, puesto que “la saliva y los patógenos de los perros se pueden absorber más fácilmente por las membranas mucosas”. 

Asimismo, dejó claro que no hay porque preocuparnos con otras partes del cuerpo. “Cuando la saliva de los perros toca la piel humana intacta, en especial en una persona sana, es muy poco probable que cause problemas, ya que habrá muy poca absorción a través de la piel”, dijo.

Ahora ya lo sabes, puedes seguir apapachando a tu perro, pero sin tanto besuqueo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios