18 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

A falta de rastro: carne que no has de comer, déjala correr

Los cinco puntos donde se destazan los animales en el Pueblo Mágico son sitios antihigiénicos.

Sugieren la implementación de un punto de sacrificio común donde la higiene pueda ser vigilada. (Javier Ortiz/SIPSE)
Sugieren la implementación de un punto de sacrificio común donde la higiene pueda ser vigilada. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook A falta de rastro: <i>carne que no has de comer, déjala correr</i>Compartir en Twiiter A falta de rastro: <i>carne que no has de comer, déjala correr</i>

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- El presidente de la Asociación Municipal de Ganaderos, Federico Bucio Martínez, señaló que el sacrificio de animales en el Pueblo Mágico, no se realiza de manera clandestina, pues es del conocimiento de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Sin embargo, los cinco puntos donde se destazan los animales, son sitios antihigiénicos pues no cuentan con las medidas sanitarias adecuadas para el tratamiento de los animales.

Bucio Martínez consideró que utilizar estos sitios para el sacrificio de los animales es la única opción de los carniceros de la localidad, en virtud de que no cuentan con un rastro digno. Incluso, algunos tablajeros se ven obligados a realizar la matanza en el patio de sus propias viviendas.

Aseguró que la Cofepris no está cumpliendo con su labor de gestionar la instalación de un Rastro Municipal, que por las condiciones del nuevo municipio, resulta indispensable para proteger la salud de las personas que a diario consumen carne.

En tanto se concreta la instalación de un rastro para el sacrificio de animales para el consumo humano, existe la intención de adecuar un punto de sacrificio común, a fin de acabar con los rastros clandestinos que se han formado en algunos hogares de la ciudad por parte de los tablajeros locales.

Carmen Anacleto Barrón Pérez, responsable del proyecto de rastros de la Cofepris, señaló que han iniciado acercamientos con autoridades municipales, a fin de acabar con este problema de salud pública.

Mencionó que contar con un punto de sacrificio común donde concurran todos los tablajeros locales, permitirá vigilar que se cuente con el personal y equipo adecuado para el manejo de la carne, cuyo destino final son los hogares de miles de bacalarenses.

Descartó que los consumidores pudieran adquirir alguna enfermedad derivada del consumo de la carne de cerdo o res que son sacrificados en las condiciones actuales, pues los animales que se sacrifican en toda la entidad son de granja debidamente supervisados para consumo humano. 

Los municipios de Bacalar y Tulum, son los únicos en el estado que no cuentan con rastros para el sacrificio de animales, debido a su reciente conformación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios