25 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Problemas digestivos, el principal síntoma de cirrosis hepática

Las funciones del hígado es destruir los glóbulos rojos y los glóbulos blancos envejecidos.

El problema con la cirrosis es que es silenciosa. (Consuelo Javier/SIPSE)
El problema con la cirrosis es que es silenciosa. (Consuelo Javier/SIPSE)
Compartir en Facebook Problemas digestivos, el principal síntoma de cirrosis hepáticaCompartir en Twiiter Problemas digestivos, el principal síntoma de cirrosis hepática

Lara Alfaro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Presentar problemas digestivos como náuseas o dolor abdominal, además de inapetencia, son algunos de los síntomas primarios de la cirrosis hepática, el resultado final del daño crónico al hígado.

La organización México Máxico, que se encarga de levantar estadísticas nacionales, indica que para 2013 esta enfermedad ocupó la cuarta causa de muerte en el país, siendo motivo de más de 29 mil decesos.

Su principal detonante es la ingesta de alcohol, y de ser el consumo mayor a 200  mililitros diarios el órgano se afecta, por ser ésta la cantidad máxima que puede metabolizar, informó Vidal Villanueva Pérez, médico general de la Unidad Médico Familiar número 15 de Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS).

También te puede interesar: ¿Sabías que el sobrepeso daña el hígado?

“Esta es una patología que puede ser heredada y la edad es un factor detonante, éstos no son modificables, pero en el caso de la ingesta de licor, consumo de tabaco y sedentarismo, si son conductas que al cambiarlas generarían un gran beneficio para la salud”.

“Esta es una patología que puede ser heredada y la edad es un factor detonante, éstos no son modificables"

El problema con la cirrosis es que es silenciosa, agregó el galeno, se presenta luego de años, cuando la función del órgano ya es deficiente, en casos extremos se puede considerar un trasplante o finalmente cuidados paliativos. 

Las funciones del hígado es destruir los glóbulos rojos y los glóbulos blancos envejecidos, así como ciertas bacterias presentes en la sangre, eliminar los tóxicos procedentes de los desechos producidos de forma natural por nuestro organismo, como el amoníaco y también los que se ingirieren, como el alcohol, además de neutraliza los medicamentos que absorbemos una vez que han producido sus efectos.

Las complicaciones que se podrían presentar, dijo, es la acumulación de líquido en el abdomen, la formación de varices esofágicas que pueden romperse, dando lugar a una hemorragia interna, y encefalopatía hepática, que son cambios en el cerebro debido a la incapacidad del hígado para filtros de toxinas y esto puede conducir al coma y la muerte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios