21 de Mayo de 2018

Chetumal

Lechuga invade 'la sabana' en Chetumal

Esta especie ajena al cuerpo lagunar impide la luz y oxígeno, vital para la fauna del sitio.

Investigadores recomiendan remover el ‘tapete’ verde lo más posible, de lo contrario, toda el área será invadida. (Joel Zamora/SIPSE)
Investigadores recomiendan remover el ‘tapete’ verde lo más posible, de lo contrario, toda el área será invadida. (Joel Zamora/SIPSE)
Compartir en Facebook Lechuga invade 'la sabana' en ChetumalCompartir en Twiiter Lechuga invade 'la sabana' en Chetumal

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El cuerpo de agua al noroeste de Chetumal agoniza ante la presencia de lechugas acuáticas que invaden el ecosistema e impiden la entrada de luz y oxígeno, vital para la flora y fauna del sitio.

Mirna Valdéz Hernández, investigadores en El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Chetumal, informó que la planta Pistiastratiotes, mejor conocida como lechuga de agua, es una especie ajena al ecosistema, invasora, y el tapete que ha formado impide la fotosíntesis y oxigenación de la sabana, condenando a la fauna a la muerte.

También te puede interesar: Alistan estudios de riesgo a Sabana de Chetumal

Indicó que la capa que han formado la planta impide la circulación de las corrientes y el recambio natural de agua, lo que generará una mayor contaminación por las descargas de cualquier tipo de basura, como pilas y electrónicos, que al descomponerse, generan lixiviados.

“Todo es un efecto sinérgico, la falta de circulación, reducción de energía solar y oxígeno va en incremento, lo que provocará muertes y descomposición de la flora y fauna del lugar”.

Precisó que la lechuga acuática no se encuentra de manera habitual en los cuerpos de agua de la Península de Yucatán; llegó porque alguien la arrojó.

“Probablemente estaba en otro estanque en el que creció el nivel de agua y se trasladó por las corrientes, o a través de las aves, y en ese lugar encontró las condiciones adecuadas para reproducirse”.

Por su parte, Gerald Islebe, investigador del mismo Colegio precisó que es una planta acumuladora de metales pesados como el mercurio y plomo, los que indica un grado de contaminación del cuerpo de agua y exceso de nutrientes, que han favorecido el rápido crecimiento y propagación de la misma.

Ambos investigadores recomendaron remover el “tapete” verde lo más pronto posible, de lo contrario, por el acelerado crecimiento de la planta en seis meses, la especie habrá abarcado todo el sistema lagunar.

Señalaron que se necesita iniciar con trabajos de remoción y control de la planta, para retirarla se requiere de maquinaria y evitar que se presente de nuevo el problema, esnecesario un proceso de restauración, que incluya la descontaminación del cuerpo de agua.

Ambos investigadores, señalaron que para salvar al cuerpo de agua más que estudios, se requiere una fuerte inversión para la adquisición o contratación de maquinaria especializada para realizar la remoción, trabajo que se necesita hacer en muchas ocasiones, porque siempre quedará una semilla que encuentre las condiciones idóneas para volverse a reproducir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios