21 de Septiembre de 2018

Chetumal

“Poncho” Matu, una vida dedicada a los Tigrillos de Chetumal

Se siente orgulloso de ser el utilero oficial del equipo capitalino por dos décadas.

Recuerda de del club felino salió Luis Fuentes, al cual vio crecer futbolísticamente y que ahora triunfa en la primera división profesional. (Miguel Maldonado/SIPSE)
Recuerda de del club felino salió Luis Fuentes, al cual vio crecer futbolísticamente y que ahora triunfa en la primera división profesional. (Miguel Maldonado/SIPSE)
Compartir en Facebook “Poncho” Matu, una vida dedicada a los Tigrillos de ChetumalCompartir en Twiiter “Poncho” Matu, una vida dedicada a los Tigrillos de Chetumal

Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Todos lo conocen como “Poncho” Matu, pintoresco personaje que ha regalado 20 años de su vida a los Tigrillos de Chetumal como su utilero oficial, ha visto pasar decenas de entrenadores, cientos de jugadores y al igual que su primer partido en el banquillo, el día de hoy vive cada partido de los felinos con la misma intensidad.

Alfonso Matu Cob tiene 58 años de edad, y desde hace un par de décadas es el encargado de atender las necesidades de los Tigrillos de Chetumal antes, durante y después de algún encuentro, es el primero en llegar a los entrenamientos y se encarga de que todos los accesorios se encuentren listos para que los felinos realicen sus trabajos diarios.

También te puede interesar: Presentan a los Tigrillos de Chetumal para la temporada 2017-2018

Al cuestionarle sobre su vida a lado de los Tigrillos, Poncho experimenta todo tipo de sensaciones, ríe al recordar cómicas anécdotas, incluso llora de alegría de saber que algunos felinos como Luis Fuentes, han logrado cumplir su sueño de triunfar en el Futbol Profesional. 

¿Cómo fue tu inicio dentro de los Tigrillos de Chetumal?
Como siempre trabajé con jóvenes de la colonia y armaba equipos para jugar dentro de las diferentes Ligas de aquí y un día me invitaron a formar parte del cuerpo técnico de los Tigrillos, fui al estadio 10 de Abril y ahí me dieron el trabajo de utilero. Fue algo muy bonito porque uno siempre piensa en hacer algo positivo por los jóvenes y más por los de nuestra ciudad.

 ¿Qué ha hecho que te mantengas en el equipo a lo largo de 20 años?
Yo creo que hacer bien mi trabajo, sin importar quién sea el entrenador o el presidente del equipo yo siempre me he concentrado en cumplir con mis obligaciones y aportar al equipo en lo más que pueda, no soy una persona negativa y me gusta mucho apoyar a todo el Club.

 ¿A quién consideras como el mejor y peor entrenador que ha pasado por los Tigrillos?
No puedo calificar el trabajo de alguno de ellos porque todos han sido buenos en su trabajo, aunque algunos como el profesor Ariel Cruz Carrillo resaltaron por su manera tan agresiva de dirigirse hacia los muchachos.

 ¿Cómo vives los partidos de los Tigrillos?
Antes de que inicie el partido siempre me pongo muy nervioso, creo que me apasiono mucho porque sufro si el equipo no obtiene los resultados que esperamos y me emociono cuando cae un gol o ganamos algún partido.

 ¿Has visto pasar muchos entrenadores y varias generaciones de futbolistas?
Con voz cortada el entrevistado pide un momento para responder, al mismo tiempo que sus ojos comienzan a inundarse de lagrimas.

 ¿Por qué las lagrimas?
Son de felicidad porque es lo que siento al recordar que de aquí salió Luis Fuentes, que ahora triunfa en la Primera División Profesional, de haberlo visto crecer futbolísticamente y saber que sigue siendo la misma persona humilde que era cuando estuvo aquí.

Muchos piensan que el trabajo de utilero o aguador significa llevar los balones y tener siempre listas las bebidas para que los jugadores se hidraten

 ¿Cuál es tu función en el equipo?
No sólo hago lo que ya mencionaste, me encargo también de tener listos los accesorios para los entrenamientos, los uniformes, pero además, también me acerco con los jugadores o los entrenadores y les doy mi punto de vista sobre algún detalle que no me parezca o que crea que se debe modificar en los entrenamientos, es la confianza que me han dado los entrenadores, porque me escuchan o a veces me piden mi opinión.

 ¿Cuántas horas dedicas a este trabajo?
Diariamente entrenamos de 7 a 10 de la mañana y si no tengo ningún pendiente con el equipo me subo a mi taxi y me pongo a trabajar, hasta las cuatro de la tarde que apoyo al profesor de la Quinta División.

 ¿Tu familia te apoya?
Hace algunos años más que apoyarme me reprochaban porque no tenía tiempo para ellos, regresaba muy cansado a casa después de los entrenamientos o de los viajes y no podía salir con la familia, pero ahora las cosas son distintas porque incluso están conmigo cada 15 días en el estadio apoyando a los Tigrillos.

 Para finalizar ¿Hasta cuándo estará Poncho Matu en los Tigrillos?
Ya he pensado en el retiro hace algún tiempo, pero me arrepentí, y he decidido que me mantendré en mi trabajo hasta que los directivos en turno así me lo permitan, porque realizo esta obligación con mucho orgullo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios