20 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Cierran negocios de la costera por ventas bajas

Algunos establecimientos cerrarán por la baja actividad que se registra.

Han llegado a la decisión del cierre dado las bajas ventas. (Sara Cauich/ SIPSE)
Han llegado a la decisión del cierre dado las bajas ventas. (Sara Cauich/ SIPSE)
Compartir en Facebook Cierran negocios de la costera por ventas bajasCompartir en Twiiter Cierran negocios de la costera por ventas bajas

Sara Cauich/ SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Algunos establecimientos ubicados en la costera cerrarán por la baja actividad que se registra. De un día de descanso han pasado a dos, ante la nula clientela.

Eduardo Moreira Lazcano, administrador de un negocio de alimentos ubicado a orilla de la vía Tulum-Boca Paila, dijo que la falta de clientela es tal que el establecimiento no obtiene ingresos para el pago de renta, agua y otros gastos como es la generación de energía eléctrica para mantener refrigerada la  materia prima.

También te puede interesar: Esperan 6 mil viajeros marítimos este fin de semana

En su caso, dijo que solo cerraban un día, pero si la situación persiste como hasta ahora, cerrarán y retornarán en octubre o cuando haya iniciado la temporada de invierno.

La ausencia de clientela se debe al cierre de los 16 hoteles de la zona costera ubicados en este camino. “Es de lo que básicamente se vivía”, dijo.

Negocios afectados

Tras el desalojo, y la advertencia lanzada por las embajadas de donde se vieron afectados los turistas lanzados del sus hoteles, “pues la situación la estamos pagando todos”, expresó.

Los establecimientos que ofrecían servicios a esa clientela, dijo que son los que están más severamente afectados, como es su caso, y donde ahora “ni las moscas llegan”.

El gasto mensual mínimo de un negocio pequeño como es el suyo, dijo que no baja de los 15 a 20 mil pesos y ahora “no hay ni para lo más elemental porque no hay clientes”.

A lo largo de la franja donde están asentados los hoteles desalojados y aquellos que no tienen problemas con su operación, es escaso el turista que se ve recorriendo la zona. “Las cancelaciones  que llegaron después fue lo peor”, aseguró.

Los establecimientos que han cerrado y pretenden abrir hasta llegado el otoño, han despedido a los trabajadores lo que revela otro aspecto de las consecuencias de ese desalojo, añadió.

Bajas ventas

En su caso particular, dijo que no representa mucho problema el cierre pues solo laboran dos personas y es un negocio familiar, si embargo, donde hay mayor número de trabajadores y familias que dependen de esos ingresos, “la situación se torna ya un problema social, que las autoridades no ven antes de tomar las medidas que llevaron a cabo”, evidenció.

Alrededor de donde se encuentra su restaurante opera una rentadora de bicicletas y otro restaurante de comida turca, y han llegado a la decisión del cierre dado las bajas ventas.

Sentenció que “ningún hotelero, restaurantero, comerciante de artesanías, se debe presumir que su  negocio está repleto de clientes, por el contrario, debería ser motivo de preocupación lo que ocurre en la zona costera sur para evitar la caída del turismo y que situaciones así no se repitan”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios