17 de Diciembre de 2017

Chetumal

Ciudadanos muestran desinterés por las prendas artesanales

Los clientes potenciales de estas prendas son mayormente visitantes de Belice o Estados Unidos.

Los beliceños obtienen las guayaberas más económicas con un valor entre 150 y 200 pesos. (Ángel Castilla/SIPSE)
Los beliceños obtienen las guayaberas más económicas con un valor entre 150 y 200 pesos. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Ciudadanos muestran desinterés por las prendas artesanalesCompartir en Twiiter Ciudadanos muestran desinterés por las prendas artesanales

Celcar López/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Mario Gutiérrez, comerciante que labora en el único puesto de venta de guayaberas y filipinas en el mercado “Ignacio Manuel Altamirano”, aludió que en estas vacaciones vendió entre 15 y 20 guayaberas, incluidas filipinas, diarias, una cifra inferior a la habitual, pues la demanda de estos textiles ha disminuido.

Los clientes potenciales de estas prendas son mayormente visitantes de Belice o Estados Unidos, por lo que habitualmente aumentan las ventas durante las vacaciones de Semana Santa y decembrinas, declaró, algo que no sucedió este año.  

Mientras los beliceños obtienen las guayaberas más económicas con un valor entre 150 y 200 pesos, los norteamericanos prefieren las de lino, con un valor que oscila entre los mil y mil 300 pesos.

Este tipo de lino, señaló, proviene de Italia, aunque es trabajado en Yucatán.

También te puede interesar: ¿Bikinis artesanales? La  nueva moda de Isla Mujeres

Isabel Palacios, pionera artesanal en la industria textil de guayabera y filipinas, con establecimiento sobre la avenida De los Héroes, declaró que en la Semana Santa no pudo cumplir con la venta que pensó realizar, pues sólo logró el 30% de su meta.

Explicó que como miembro de padrón de artesanos del estado ha participado en ferias locales y regionales, promocionando y vendiendo su producción, en tanto que su hermana, Margarita Palacios, era la autora de estas prendas fabricadas de manera artesanal; sin embargo, al fallecer aquella, Isabel cerró este taller; no obstante, continúa trabajando en este negocio con los tejedores de Yucatán.  

Palacios tiene proyectado reabrir el taller, pues cuenta con la maquinaria y los materiales disponibles para producir y promocionar estas vestimenta de importancia cultural.

También declaró que solamente en  las fechas de Semana Santa y Navidad tiene un incremento en ventas; al año lograba vender un total de 400 a 450 prendas, pero actualmente ha disminuido de 120 a 135 guayaberas vendidas.

No obstante, Palacios ha logrado sortear esta complicada crisis pues declaró que mantiene convenios con escuelas básicas en los que tiene proyectado vender aproximadamente 180 guayaberas infantiles para este año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios