16 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Hoteles amenazan la preservación de las costas y playas

La construcción de hoteles y presas se ubican cerca de la orilla en zonas de impacto de marejadas y tormentas.

La construcción de complejos turísticos o condominios a la orilla del mar ponen en riesgo la preservación de las playas. (Contexto/Internet)
La construcción de complejos turísticos o condominios a la orilla del mar ponen en riesgo la preservación de las playas. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Hoteles amenazan la preservación de las costas y playasCompartir en Twiiter Hoteles amenazan la preservación de las costas y playas

Agencias
CANCÚN, Q. Roo.- Debido a la construcción de complejos turísticos, estructuras de protección y presas, las playas mexicanas pueden desaparecer a largo plazo, alertó la investigadora del Instituto de Ecología (Inecol), Patricia Moreno-Casasola Barceló.

La especialista comentó que las playas se ubican justo en el borde entre cuatro grandes sistemas: el mar, la atmósfera, la tierra y el agua dulce; mientras que en la costa es el único lugar en el que se juntan estos cuatro sistemas.

Y es que no solo los complejos afectan a las playas, lo hacen también las presas debido a que la arena que proviene de las rocas que se deshacen al bajar de los ríos, ocasiona que las playas tengan diferentes tipos de arena.

También te puede interesar: Costas de Q. Roo atraen grandes inversiones

En el caso de los complejos turísticos, la especialista explica que los ubican muy cerca de la orilla, en zonas donde todavía hay impacto durante marejadas del oleaje y tormentas, por lo que se crea una barrera que provoca erosión.

“Muchos de los desarrollos turísticos actuales son focos de erosión, y además construyen muelles y espigones buscando proteger la playa; eso altera el transporte de arena y produce más erosión”, sostuvo.

Arriesgan la sustentabilidad

Moreno-Casasola Barceló aseguró que la erosión en las playas implica la eliminación del ecosistema, además, se pierden los servicios ambientales y la posibilidad de un desarrollo turístico sustentable.

“El principal servicio ambiental de estas es la protección de la zona costera, la cual perderíamos al no haber playas, y también desaparecerían los hábitats de muchas plantas y animales que son importantes”, advirtió.

La investigadora abundó que el límite para construir desarrollos turísticos debe ser atrás de lo que se llama primer cordón de duna.

“Las playas no se deben tocar, uno se debe de ir atrás del primer montículo que se forma al principio de las dunas. Mientras menos concreto haya cerca de la orilla, menos focos de erosión”, aseguró.

Zonas vulnerables en México

Ante la situación actual, la especialista mencionó que el tiempo de desaparición de las playas varía una de la otra, pues existen zonas donde en 50 años se perdió un kilómetro y en otras es más lento este proceso.

“Hay playas que están desapareciendo rápidamente porque, además de esos problemas, tenemos espigones que promueven la erosión. Estas son estructuras denominadas ‘de protección’, pero son en resguardo de la estructura ingenieril y de las propiedades que hay detrás (edificios u hoteles)”, expuso.

Las zonas más vulnerables en México son Tabasco, parte central de Veracruz, norte de Yucatán y Quintana Roo, debido a que son las zonas de playas más bajas en el golfo y caribe de México.

En el caso de las playas que alimentan las autoridades de manera artificial para salvarlas, como las de Cancún y la Riviera Maya,  la especialista señaló que duran alrededor de cinco a seis años, por lo que no se logra repararlas por completo.

La única solución, de acuerdo con la investigadora, es una regulación en la construcción en estas zonas, pues a través de una buena planificación en los desarrollos sustentables se podría lograr un equilibrio y un rescate del ecosistema.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios