25 de Septiembre de 2018

Chetumal

Corre para escapar de asaltantes, una barda lo detiene

La persona salió huyendo de su lugar de trabajo luego de ser amenazado de muerte.

El lesionado presentaba una herida en la mano de aproximadamente cuatro centímetros. (Redacción/SIPSE)
El lesionado presentaba una herida en la mano de aproximadamente cuatro centímetros. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Corre para escapar de asaltantes, una barda lo detiene Compartir en Twiiter Corre para escapar de asaltantes, una barda lo detiene

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Un violento atraco ocurrió ayer en la mañana en las bodegas de la empresa 'Donde' ubicadas sobre la avenida de los Insurgentes, luego de que una tercia de delincuentes ingresara por la fuerza para llevar a cabo el robo de la caja fuerte, uno de los veladores del lugar salió corriendo, terminando lesionado luego de brincar una barda. 

El hecho se dió a conocer cuando se reportó auxilio al número de emergencia 066, pidiendo apoyo por un sujeto que estaba lesionado en el suelo.

El individuo estaba a punto de salir de su trabajo como velador de las bodegas ‘Donde’, cuando tres sujetos ingresaron por la fuerza, armados con pistolas tipo escuadra, quienes lo amenazaron con quitarle la vida; momento en que emprendió la huida, y decidir brincar una barda de tres metros para escapar de los asaltantes. 

También te puede interesar: Detenido por venta de droga muere antes de declarar

De inmediato una alerta general se generó dando aviso a las distintas corporaciones policiacas, trasladándose al lugar elementos policiacos de la policía municipal, estatal y ministerial, quienes ingresaron fuertemente armados, pero no encontraron nada a su llegada, ya que los ampones lograron darse a la fuga.

Minutos después, personal de seguridad de la residencial Marsella ubicada a escasos 100 metros del lugar, solicitó una ambulancia para que atendiera a un sujeto identificado como Enrique Castro Pech, velador de la bodega ‘Donde’, mismo que tenía una herida en la mano de aproximadamente cuatro centímetros, además de mucho dolor de espalda, que se ocasionó al momento de brincar la barda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios