26 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Denuncian autogobierno 'infernal' en la Cárcel de Chetumal

Los propios internos del penal denuncian castigos violentos, libre tránsito de narcóticos y extorsión, actos de corrupción realizados por la "Comitiva".

Una agrupación de 30 reos, denominada la "Comitiva", imparte el "orden" en el Cereso de Chetumal. (Redacción/SIPSE)
Una agrupación de 30 reos, denominada la "Comitiva", imparte el "orden" en el Cereso de Chetumal. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Denuncian autogobierno 'infernal' en la Cárcel de ChetumalCompartir en Twiiter Denuncian autogobierno 'infernal' en la Cárcel de Chetumal

Juan Palma/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La denuncia de familiares de un interno del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal, saca a relucir una nueva mecánica "infernal" de autogobierno al interior del penal, donde un personaje conocido como “El Mamito” impone reglas a placer entre la población, que, de no ser respetadas, implican castigos bestiales.

Esta forma de imponer “orden”, encabezada por la llamada “Comitiva” integrada por aproximadamente 30 reos, a cargo de Carlos Hernández Ramón (a) “El Mamito”, le significó a tres internos una despiadada paliza, propinada frente al propio subdirector de la prisión, José Rodrigo Hernández Piña.

Uno de los denunciantes relata que el día martes acudió al Cereso de la capital para visitar a su sobrino, este, con el miedo reflejado en el rostro, le platicó que el lunes 15 de abril había sido testigo de una agresión física con tubos y palos a otros internos, por el simple hecho de usar una camisa blanca, prohibida según lo establecido por el líder de la “Comitiva”. Como resultado del ataque, uno de ellos sufrió una fractura en la mandíbula.

Sin embargo, uno de los reclusos develó vía telefónica otros datos interesantes: “El Mamito cruza un kilo de coca o de marihuana por la puerta, nada es ilegal. Todo lo pasa en la madrugada por la puerta”.

A decir del interlocutor, la “Comitiva”, se encarga además de vender de todo en el interior del penal y cuando los procesados están ebrios y hacen escándalo, son los mismos que se encargan de acallarlos a garrotazos.

“Hace un mes reportaron que habían agarrado un gato con marihuana. Es mentira, lo hacen para que la gente esté calmada. Luego andan regalando marihuana”, aseguró.

El interno dijo que el asunto ya está muy caliente y por eso es que se está avisando con tiempo, porque los abusos son constantes, los golpes y los encierros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios