23 de Septiembre de 2018

Dioses de Egipto: una mala película, pero muy disfrutable

Una cinta palomera para reírse y olvidarse de una realidad donde no aceptan la fantasía.

Egipto vive regido por los dioses, gigantes de poderes mágicos lidereados por el rey-dios Osiris. (Redacción/SIPSE)
Egipto vive regido por los dioses, gigantes de poderes mágicos lidereados por el rey-dios Osiris. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Dioses de Egipto: una mala película, pero muy disfrutableCompartir en Twiiter Dioses de Egipto: una mala película, pero muy disfrutable

Rafael Destúa

Es confuso que un crítico de cine despedace la película que disfrutaste; como crítico, también lo es cuando los otros críticos despedazan algo que te gustó; dudas de si viste lo mismo que ellos. Esto me ocurre con “Dioses de Egipto”, pues veo malas calificaciones y en la mayoría acusan al filme de ser históricamente incorrecto y de tener un reparto de actores blancos.Mi duda es ¿No vieron el trailer promocionando una fantasía de aventura y efectos digitales?

La cinta no es histórica desde que hay dioses, sean como sean, gobernando Egipto, y no tenían rasgos egipcios, pues siendo impolíticamente sinceros, un reparto así no tendría taquilla -bueno, en Bollywood quizá-. Muchos trolls de las redes sociales pueden quejarse de eso, pero uno esperaría que otros críticos lo entendieran.

También te puede interesar: Deadpool: para adultos infantiles ¿Qué opinas?

Ahora, entrando en tema: “Dioses de Egipto” es una mala película, pero muy disfrutable.

Egipto vive regido por los dioses, gigantes de poderes mágicos lidereados por el rey-dios Osiris, quien abdica en favor de su parrandero hijo Horus. Set interrumpe la ceremonia para asesinar a su hermano, el rey, y despojar a su sobrino del reino y de sus ojos. Horus es exiliado hasta que lo encuentra Bek, un hábil ladrón quién le devuelve uno de sus ojos, pero tiene una condición.

El director Alex Proyas rompe con su estilo oscuro -”El Cuervo”, “Dark City”- para ofrecer una luminosa e incoherente fantasía inspirada por la mitología egipcia. Su filme está plagado de cortes bruscos en la narración que dan a entender que se recortó por ser muy largo o porque no les alcanzó el dinero para llenar los espacios. Sin embargo, manifiesta una gran imaginación para crear imágenes y secuencias espectaculares que embonan bien y salpican de humor.

“Dioses de Egipto” se trata de la dirección de arte, que ofrece un universo maravilloso, a medio camino entre la fantasía y la ciencia ficción, y las excelentes secuencias de efectos digitales, que opacan a las parcas actuaciones.

Jamie Lannister, alias Nikolaj Coster-Waldau, lidera un reparto donde sólo destaca Geoffrey Rush como Ra. Los demás no actúan bien, pero su gran carisma logra que te intereses en ellos, sobre todo Brenton Thwaites, Courtney Easton y Elodie Young. Gerard Butler se opaca por plano.

Una película palomera para reírse y olvidarse de una realidad donde no aceptan la fantasía; entre más niño más la disfrutas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios