16 de Noviembre de 2018

Chetumal

Avanza la erradicación de especies exóticas en Banco Chinchorro

Con el uso de galletas tóxicas han reducido la poblacion de gato feral y ratas.

La población de ratas estaba considerada en 250 ejemplares por hectárea y seis gatos. (Harold Alcocer/SIPSE)
La población de ratas estaba considerada en 250 ejemplares por hectárea y seis gatos. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Avanza la erradicación de especies exóticas en Banco Chinchorro Compartir en Twiiter Avanza la erradicación de especies exóticas en Banco Chinchorro

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La erradicación de especies exóticas en la Reserva de la Biosfera de Banco Chinchorro, tiene un avance del 50%. Desde hace tres años la asociación civil Amigos de Sian Ka´an, en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) iniciaron con la erradicación del gato feral y ratas negras en los Cayos de Chinchorro.

De acuerdo con la coordinadora de la asociación civil en Chetumal, Adriana Carrillo Ruiz, ya se han limpiado dos Cayos con el uso de galletas tóxicas y esperan que en dos años más puedan limpiar los restantes. 

“Desde hace cinco años en la reserva se empezó a llenar de ratas y gatos, desde hace tres años aproximadamente iniciamos a trabajar de manera coordinada con la Conanp para la erradicación de esas especies consideradas exóticas en la zona. Gatos realmente eran pocos pero ese no es su habitan y empezaron a comerse la fauna del área, lo mismo paso con las ratas”, dijo.

Carrillo Ruiz  dijo que la población de ratas estaba considerada en 250 ejemplares por hectárea y seis gatos. Chinchorro tiene una superficie de 144 mil 360 hectáreas, es decir, más de 36 millones de ratas.

“Actualmente llevamos dos cayos limpios de los cuatro que hay en la zona, porque uno está dividido. Contamos en el apoyo de un Grupo de Ecología y Conservación de Islas del estado de Baja California quien nos proporciona galletas tóxica dirigidas a mamíferos terrestres, específicamente ratas, ratas negras, que son esparcidas por zonas especificas detectadas geográficamente y al tercer día pasamos a recoger los cadáveres de los animales y las galletas que no se hayan comido para evitar que la fauna de Chinchorro las vaya a consumir”, explicó la investigadora.

Inicios de la invasión 

De acuerdo con la investigadora, ambas especies llegaron a la reserva, desde hace varios años, a bordo de las embarcaciones de los pescadores. En el caso del gato feral, con el tiempo pasó de ser doméstico a salvaje y al reproducirse e incrementar su población han puesto en riesgo a las especies de aves que habitan en esta zona

“Los felinos capturados y sacrificados se han detectado dentro de sus intestinos restos de plumas y huesos de pájaros, además de lagartijas, sobre todo geckos y en los restos de las ratas hemos encontrado cáscaras de huevo obtenidas en los nidos de las aves”, agregó Adriana Carrillo.

El pez león es otra especie invasora que afecta el entorno natural del atolón al ser un depredador, devora las crías de varias especies marinas que habitan en esa área, en la que la Conanp, apoyada de organizaciones civiles y cooperativados pesqueros trabajan en el control y erradicación.

Ante la presencia del pez diablo en el Rio Hondo, la coordinadora de los Amigos de Sian Ka’an dijo que este año buscarán recursos de organizaciones internacionales para poder colaborar con las autoridades correspondientes en el control de esta especie invasora.

Chinchorro fue decretado como reserva el 19 de julio de 1996, tiene una superficie de 144,360 hectáreas dividida en Cayo Norte, formado por dos pequeños cuerpos con una superficie de 0.9 kilómetros cuadrados; Cayo Centro, el de mayor extensión con 5.6 kilómetros cuadrados y Cayo Lobos con 0.2, este último ubicado en el extremo sur. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios