14 de Diciembre de 2018

Chetumal

Disminuye la población ganadera

La bonanza de 2010 causó que muchos criadores cambiaran de actividad para invertir en la vara dulce.

Compartir en Facebook Disminuye la población ganadera Compartir en Twiiter Disminuye la población ganadera

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- A raíz del buen precio de la tonelada de caña que se presentó durante el 2010, el número de cabezas de ganado en la ribera del río Hondo se ha reducido, y hoy en día se estima una población de menos de cinco mil animales, cuando en años anteriores se registraban hasta 15 mil cabezas.

Armando Mosqueda Junes, presidente de la Asociación Ganadera de Othón P. Blanco, afirmó que la población ha ido en declive debido a que varios ganaderos vendieron sus animales para dedicarse al cultivo de caña, el cual pasaba por uno de sus mejores momentos con precios de hasta 670 pesos la tonelada, sin embargo, luego de la crisis azucarera del 2012, varios de los nuevos cañicultores abandonaron la actividadpor falta de ganancias, y quedaron endeudados.

No se han podido recuperar 

Por lo anterior, refirió que la mayoría de los antiguos ganaderos no han podido recuperar su hato, pues en el 2010 el precio de kilogramo de becerro en pie se pagaba en un máximo de hasta 10 pesos, pero hoy en día se cotiza hasta en 44 pesos y el precio del novillo en 35 pesos como mínimo, y al no contar con los recursos resulta imposible repoblar los ranchos.

También te puede interesar: La sequía empieza a causar estragos en los campos ganaderos

El ganadero afirmó que en años anteriores se tenían hasta 700 ranchos de crianza o engorda de ganado, no obstante, actualmente más del 70% de estas unidades de producción se encuentran abandonadas, ya que la mayoría vendió sus animales para invertir en el cultivo de la vara dulce.

Bajó el precio a la mitad 

“En la zona cañera se ha perdido un gran número de cabezas de ganado debido a que durante el incremento en el precio de la tonelada de caña, por ahí del año 2010, muchos pensaron que el precio duraría para siempre en 670 pesos, pero en el 2012 el precio se desplomó a 350 pesos, y desde entonces ha existido una crisis en el sector que dejó a muchos de los nuevos cañeros con deudas en el ingenio, y por ello ya no pudieron volver a sembrar” señaló.

Mosqueda Junes agregó que hoy en día resulta más difícil recuperar la población bovina, pues el precio se ha disparado en más del doble; pese a ello, dijo que paulatinamente se recuperará en la zona y serán los verdaderos productores ganaderos los que sobrevivan a la crisis.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios