23 de Julio de 2018

Chetumal

La sequía empieza a causar estragos en los campos ganaderos

Los pastizales se están secando y debido a la baja producción del sector no se cuenta con los recursos para abastecer agua.

Los pastizales, que sirven de alimento para los ganados, empiezan a secarse, debido a la falta de riego y lluvias. (Javier Ortiz/SIPSE)
Los pastizales, que sirven de alimento para los ganados, empiezan a secarse, debido a la falta de riego y lluvias. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook La sequía empieza a causar estragos en los campos ganaderosCompartir en Twiiter La sequía empieza a causar estragos en los campos ganaderos

Javier Ortiz/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La intensa sequía que está sufriendo el campo bacalarense, ha comenzado a preocupar al sector ganadero, pues los pastizales se están secando y los jagüeyes no cuentan con suficiente líquido para hidratar a los animales y transportarlo en enormes depósitos, les ocasiona gastos adicionales a los cuales no están preparados.

Los productores ganaderos, señalaron que extensas superficies de pasto, corren el riesgo de perderse, en perjuicio de ese sector, si en los próximos días no se presenta alguna lluvia que las salve, pues llevan varias semanas de permanecer bajo el intenso sol y se han comenzado a marchitar, sin que puedan hacer nada para remediarlo.

También te puede interesar: Ganaderos se enfrentan a la sequía con la semilla de la caña

En comunidades como 18 de Marzo y Miguel Alemán, los productores ganaderos, temen por sus animales, pues ya no tendrán pasto fresco para alimentarse y sus jagüeyes se están secando, pues carecen de sistemas de almacenamiento del líquido para el hato, como el caso de Juventino Rodríguez Cocom, quien cuenta con 45 reses.

Dijo que cada vez le resulta más difícil conseguir alimento, pues no cuenta con las herramientas necesarias para picarlo y poder almacenar, para que cuando se intensifique la sequía, cuente con alguna reserva que mantenga alimentados a sus animales, “mi problema de agua lo soluciono trayendo de otro lado en grandes depósitos, aunque representa un gasto extra, pero el problema va a ser cuando se termine de secar el pasto”, dijo.

Indicó que no cuenta con recursos suficientes para adquirir alimento complementario para sus animales, pues con grandes sacrificios los adquirió, tras vender su parcela donde cultivaba maíz y frijol, que cambió, ante la poca productividad que le representaba, “pero en la ganadería tampoco me va muy bien”, dijo.

El municipio de Bacalar, es considerado como uno de los municipios más fuertes en producción ganadera y es la segunda actividad que más practican los pobladores, después de la agricultura. Sin embargo, la mayoría carece de infraestructura necesaria para hacer crecer el hato, según reconocen los mismos productores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios