20 de Septiembre de 2018

El 'maestro Shifu' renuncia a su puesto: Kung Fu Panda 3

La amenaza de Kai, obligará al simplón panda a dar lo mejor de él; ve el tráiler aquí.

Compartir en Facebook  El 'maestro Shifu' renuncia a su puesto: Kung Fu Panda 3Compartir en Twiiter  El 'maestro Shifu' renuncia a su puesto: Kung Fu Panda 3

Por: Rafael Destúa

Dicen que lo difícil no es lograr el éxito, sino mantenerte en la cima, y aún en una era en que parece que Hollywood dominó la creación de interminables secuelas, “Kung Fu Panda” logra no sólo mantenerse en la cima, sino mantenerse fresca en su tercera entrega.

Po queda anonadado cuando el maestro Shifu renuncia a su puesto y lo nombra nuevo maestro para los cinco furiosos, para él mismo poder dedicarse a la meditación y aprender el arte del Chi. Pero la amenaza de Kai, un antiguo enemigo del difunto Maestro Oogway, obligará al simplón panda a aprender a contrarreloj quién es él mismo y el arte del Chi, ayudado por su recién aparecido padre biológico.

Entre las claves del éxito de la serie Kung Fu Panda está la belleza de su estilo gráfico, que se mantiene en esta secuela con bellas piezas de arte animado, pero sobre todo la engañosa sencillez de sus libretos que saben contar de manera simple historias que una vez meditadas, resultan profundas.

También con este requisito cumple esta entrega, y quizá con más precisión que sus predecesoras.

También te puede interesar: Dioses de Egipto: una mala película, pero muy disfrutable

Los directores Alessandro Carloni y Jennifer Yuh lograron una narrativa sorprendentemente ágil que refleja el viaje del autoconocimiento, pero más importante que eso, la necesidad de emprenderlo. A fin de cuentas, se trata de una historia familiar y comercial, así que no hay que esperar la iluminación viendo el filme, pero es capaz de hacerte reflexionar.

Como siempre, tenemos una película plagada de humor simplón, de golpe y porrazo, pero altamente efectiva y disfrutable, de manera que los algo más de 90 minutos de película, se van como agua.

Los gráficos son de alta calidad, combinando impresionantes texturas realistas en algunas escenas con una estilización de colorido y separaciones de pantalla que rinde homenaje al cine setentero de artes marciales chino. También hace guiños al arte de la caligrafía china, con lo que ver el filme es un deleite estético también.

En actuaciones, Omar Chaparro da gran personalidad a Po, como en anteriores entregas, y es acompañado por Carlos Segndo, Octavio Rojas, Erica Edwards, Mariana Treviño, Humberto Solórzano e Ismael Castro, entre otros. Todos ellos y los autores del libreto doblado se lucen para hacer más accesible el filme sin que pierda calidad.

Lo que se podría esperar de una cinta de esta franquicia y más.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios