16 de Enero de 2018

Chetumal

En picada la actividad económica carilloportense

Los reducidos ingresos y la escasa visita de turistas provocan el cierre de negocios locales.

Los altos costos de la energía eléctrica, gas y poco flujo de visitantes son algunas de las causas por las que los negocios han desertado. (Manuel Salazar/SIPSE)
Los altos costos de la energía eléctrica, gas y poco flujo de visitantes son algunas de las causas por las que los negocios han desertado. (Manuel Salazar/SIPSE)
Compartir en Facebook En picada la actividad económica carilloportense Compartir en Twiiter En picada la actividad económica carilloportense

Manuel Salazar/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.-  Más del 30% de los establecimientos comerciales de la cabecera municipal de Felipe Carrillo Puerto, han cerrado sus puertas, debido a los pocos ingresos que registraron durante el primer semestre de este año, afirmó el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Federico Salazar Sabido.

Agregó que durante el resto del presente ejercicio fiscal, se pronostica que al menos un 15% más suspenderán sus actividades comerciales en dicha localidad.

Afirmó que al inicio de este año se registró un promedio de 270 establecimientos comerciales en operación y más de 70 micros y medianas empresas han dejado de laborar, a causa de la problemática económica.

Ya no era redituable

Explicó que dentro de las principales causas que provocaron el cierre de establecimientos en el centro del Estado se encuentran los altos costos de la energía eléctrica, el gas, insumos, aumento de las obligaciones fiscales, además del reducido flujo de visitantes al lugar.

La falta de turismo, al final le pegó muy duro a la actividad económica del municipio, estamos como prestadores de servicios a expensas del comportamiento del capital general y esas son las consecuencias”, aseguró.

Indicó que los apoyos e incentivos económicos que provienen de las dependencias estatales y federales para tratar de apuntalar la actividad económica son trámites y procesos que se ahogan en el burocratismo, los cuales exigen que un abarrotero tenga a su ayudante incluido en el seguro social y con ello el microempresario es el que sale afectado con las cargas que ello implica.

“El patrón deberá de pagar al empleado el Seguro Social, y el Infonavit; sin embargo, el trabajador deberá cubrir el impuesto sobre la renta, por lo que esto se vuelve un enredijo que mejor mueve a los microempresarios a cerrar sus establecimientos”, declaró.

No obstante, lamentó que el cierre de los locales en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, signifique también un golpe severo para las familias de los trabajadores que han dejado de contar con cuando menos el salario mínimo semanal para llevar a sus hogares luego de que sus fuentes de trabajo cerraron cortinas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios