23 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Encuentran crustáceo venenoso en la Riviera Maya

Es el primer ejemplar conocido en el mundo, su nombre científico es Xibalbanus tulumensis.

El ejemplar fue encontrado en una cueva ubicada entre Tulum y Xel-Ha. (Redacción/SIPSE)
El ejemplar fue encontrado en una cueva ubicada entre Tulum y Xel-Ha. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Encuentran crustáceo venenoso en la Riviera Maya Compartir en Twiiter Encuentran crustáceo venenoso en la Riviera Maya

Agencias
RIVIERA MAYA, Q. Roo.- Integrantes del Instituto de Biología de la UNAM encontraron, en cuevas de la Riviera Maya, un crustáceo con mezcla de gusano, que resultó ser el primer crustáceo venenoso del mundo.

Según la información publicada por el sitio frontera.info, se trata de Xibalbanus tulumensis, el crustáceo más primitivo y el único mortífero que ha conocido la ciencia hasta ahora de las 70 mil especies existentes, explicó el biólogo Fernando Álvarez Noguera.

"Se sabe que es venenoso porque se le ha visto atacando a sus presas con dos apéndices bucales que funcionan como colmillos y que a su vez, están conectados a unas bolsas de veneno ubicadas en alguna parte de su organismo", dijo el biólogo.

Xibalbanus tulumensis, en palabras del biólogo, es un remipedio y pertenece a un grupo de crustáceos endémicos de la Península de Yucatán, esta especie es el eslabón que une a los crustáceos con otros grupos de gusanos, y por su origen primitivo, equivale a encontrarse con un dinosaurio vivo.

En esta zona, hay muchos organismos interesantes (desde el punto de vista científico), que por alguna razón se ha convertido en un refugio de fósiles con vida que han sobrevivido a cambios durante muchos años.

Poseedor de un veneno primitivo

Este crustáceo en forma de gusano, encontrado por Álvarez Noguera en el año 2000, es parte de la fauna de una cueva ubicada entre Tulum y Xel-Ha. "Esta caverna posee diversas rarezas científicas, como los organismos que habitan en sus sistemas costeros y anquihalinos", menciona el integrante del Instituto de Biología de la UNAM.

Esta es una de las investigaciones más importantes que el biólogo ha desarrollado y en la que aún sigue trabajando; estos remipedios representan una conexión entre toda una línea de organismos hacia los artrópodos.

De acuerdo con el investigador, los análisis realizados sobre el veneno de este gusano-crustáceo indican que se trata de un veneno muy especial porque es muy primitivo, con una mezcla única de toxinas y enzimas. "Un organismo como éste es la clave para muchas investigaciones, pues de él podrían derivar diversos temas de estudio", subrayó.

En la cueva donde encontró a este ser primitivo, Fernando Álvarez y otros investigadores actualmente estudian un transecto de 12 kilómetros del sistema Ox Bel Ha, un ramal que pasa por debajo de Tulum y es un conjunto de oquedades subterráneas. Se trata de cavernas que se originaron hace un millón de años debido a los cambios del nivel del mar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios