21 de Septiembre de 2018

Chetumal

Espera cinco días por hemodiálisis; hospitales niegan el servicio

El paciente fue intervenido ayer cuando comenzó a convulsionar por la falta del tratamiento.

El paciente, con insuficiencia renal, esperó cinco días para recibir su tratamiento. (Ángel Castilla/SIPSE)
El paciente, con insuficiencia renal, esperó cinco días para recibir su tratamiento. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Espera cinco días por hemodiálisis; hospitales niegan el servicioCompartir en Twiiter Espera cinco días por hemodiálisis; hospitales niegan el servicio

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.-  La clínica del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) negó en un principio el servicio de hemodiálisis a un paciente con insuficiencia renal, por temor a que su equipo se contaminara con hepatitis B.

Arlín Cristel Gómez Mil, hermana del paciente Emilio Gómez Mil, mencionó que su hermano se encuentra hospitalizado en la clínica del ISSSTE desde el pasado miércoles, sin que se le practicara la hemodiálisis, ocasionando que su estado de salud empeorara. Ayer, los familiares intentaron que se realizara en un hospital particular que, igualmente, les negó la atención. Finalmente, por la tarde, el ISSSTE accedió a la intervención médica, cuando el paciente ya convulsionaba por falta de atención oportuna.

También te puede interesar: Supuesta negligencia deja a una mujer con una ¡cicatriz de por vida!

Agregó que desde hace cinco días, en la clínica del ISSSTE solamente le dicen que a su hermano lo van a trasladar a la ciudad de Mérida, pero sin que le resuelvan la situación. Mencionó que desde hace tres días el paciente ya no reconoce a nadie, y debido a la retención de líquidos su cuerpo ya presenta una severa hinchazón, y los doctores únicamente les dan largas.

El doctor Miguel Padilla, coordinador del turno de los fines de semana del ISSSTE, agregó que el paciente necesitaba una hemodiálisis, desconociendo que ya habían pasado cinco días sin que se le practique, y estaban viendo si en la clínica Carranza se la podían realizar, y que el costo de los cinco mil pesos sería absorbido por el doctor Arturo Toledo Miranda, director del ISSSTE.

La respuesta de la clínica particular fue negativa, argumentando que el encargado de la hemodiálisis no se encontraba, incrementando la angustia y el dolor de los familiares del paciente con insuficiencia renal.

No hay servicio el fin de semana

Arlín Cristel aseguró tener pruebas de que su hermano se contagió de hepatitis B en la clínica del Hospital General de Chetumal, precisamente cuando le practicaron una hemodiálisis, lugar al que habitualmente asisten, pero por el momento, la máquina de ese hospital se encuentra dañada, optando por internar a su hermano en el ISSSTE.

Emilio Gómez Castillano y Andrea Mil Acua, padres de Emilio, con lágrimas en los ojos y la voz cortada mencionaron que ante la desesperación y necesidad de ayuda, ayer sábado por la mañana, acudieron a las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos, pero solamente para encontrase con que no los podían atender por ser fin de semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios