17 de Agosto de 2018

Riviera Maya

Fumadores, sin respeto por la playa “libre de humo”

A pesar de que los letreros advierten que no se puede fumar, hay bañistas que los ignoran.

Los visitantes de la playa San Martín consumen cigarros sin tomar en cuenta los letreros que advierten que es la única del país nombrada como "libre de humo de tabaco".  (Gustavo Villegas/SIPSE)
Los visitantes de la playa San Martín consumen cigarros sin tomar en cuenta los letreros que advierten que es la única del país nombrada como "libre de humo de tabaco". (Gustavo Villegas/SIPSE)
Compartir en Facebook Fumadores, sin respeto por la playa “libre de humo”Compartir en Twiiter Fumadores, sin respeto por la playa “libre de humo”

Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Pese a que Cozumel se convirtió hace un año en el primer municipio en todo el país en contar con una playa libre de humo de tabaco, para lo cual recibió un fondo de 60 mil dólares que financiarían la primera fase del programa para la implementación del Reglamento para la Protección a la Salud de los Efectos Nocivos del Consumo y la Exposición al Humo de Tabaco; dicha disposición no se respeta en el balneario San Martín, sitio al que se le dio este galardón.

Un recorrido por la zona oriental de la ínsula permitió constatar que tanto lugareños como visitantes no se preocupan por acatar la disposición que con grandes letreros se anuncian a lo largo del kilómetro y medio que tiene de extensión.

Adolecentes, jóvenes y adultos, hombres y mujeres pueden encender sus cigarrillos pese a la restricción que existe en este arenal que fue declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la quinta playa en todo el planeta con esta categoría.

La playa más concurrida

San Martín es el balneario público más concurrido en la isla, por ello, se eligió como la que se debería aplicar este programa que la mantendría libre de humo de los cigarrillos.

Cualquier persona que camine por esta playa y puede ver los letreros que indica que es un espacio libre de humo de tabaco; pero debajo de las sombrillas para el sol, sus visitantes consumen un cigarrillo tras otro. Las colillas terminan en la arena y cada una tardará hasta 25 años en degradarse. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios