20 de Noviembre de 2018

riviera-maya

Laguna Caapechen presume a su salvaje huésped (Fotos)

Un imponente cocodrilo se ha convertido en la principal atracción turística del lugar.

El reptil de tres metros es muy fotografiado por los visitantes que respetan y aprovechan su cercanía. (Sara Cauich/SIPSE)
El reptil de tres metros es muy fotografiado por los visitantes que respetan y aprovechan su cercanía. (Sara Cauich/SIPSE)
Compartir en Facebook Laguna Caapechen presume a su salvaje huésped (Fotos)Compartir en Twiiter Laguna Caapechen presume a su salvaje huésped (Fotos)

Sara Cauich/SIPSE
TULUM.- El cocodrilo de unos tres metros de longitud atrae las miradas con su imponente presencia. A veces guarda su distancia, otras se esconde en lo profundo de la laguna, la cual ha hecho su hábitat, o bien se acerca para ser fotografiado a pie del muelle por prestadores de servicios náuticos.

Un grupo de curiosos ha permanecido unos minutos a la espera de que el animal decida dejar su zona de confort, a distancia de las miradas, cámaras y aparatos de telefonía celular. El silencio es completo y los minutos pasan.

También te puede interesar: Limpian de plásticos playas en 'Punta Sur'

Se observan personas con los dedos en el obturador o listos para grabar, o de cuclillas, la mayor parte sobre las maderas. Salida monumental Finalmente, la expectación se ve recompensada: el agua se ondula.

El reptil decidió acercarse al muelle avanzando en línea recta. A pocos metros decide virar a la derecha para mostrar su prolongada silueta. La transparencia del agua de la laguna Caapechen deja ver el ondulante cuerpo y su agilidad.

(Sara Cauich/SIPSE)

Y sigue avanzando hacia el muelle de madera que no levanta más de medio metro sobre la superficie del agua. A medida que se acerca a la estructura, más de uno de los curiosos pone sigilosa distancia apartándose de la orilla.

Una pareja se acerca y sus pasos descuidados y ruidosos levantan un “shhh”, al unísono del grupo. Suavizan sus pasos y siguen con la mirada el punto al que todos convergen y no pueden contener la expresión “un cocodrilo” en voz alta y de nuevo la acción para pedir silencio.

(Sara Cauich/SIPSE)

El anfibio pasa debajo del puente y se queda a corta distancia del manglar. Un cardumen de alguna especie de peces se encuentra en su trayectoria en línea recta; finalmente se detiene junto a la embarcación que espera a los turistas para el paseo por el resto de la laguna.

El grupo sale al recorrido. El saurio aguarda unos minutos y luego también desaparece en las aguas de la laguna.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios