21 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Incendio forestal arrasa con 520 hectáreas en una noche

Los elementos de la Sedena entraron en apoyo debido a la intensidad del siniestro.

Los brigadistas laboran de manera coordinada. (Cortesía/SIPSE)
Los brigadistas laboran de manera coordinada. (Cortesía/SIPSE)
Compartir en Facebook Incendio forestal arrasa con 520 hectáreas en una nocheCompartir en Twiiter Incendio forestal arrasa con 520 hectáreas en una noche

Licety Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El incendio forestal “Balas de plata”, en el kilómetro 296 de la carretera Cancún-Mérida, arrasó en una noche con 520 hectáreas, y ya suma 650 la superficie devastada, informó el Centro Estatal de Control de Prevención y Control de Incendios Forestales. 

Reportaron además que las causas se deben a la velocidad del viento y las altas temperaturas, por lo que llevan 35% de control y 20% de liquidación.

Por la intensidad entró el apoyo de los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), junto a tres brigadas de la Conafor, y dos comunitarias.

También te puede interesar: Exhortan a evitar quemas agrícolas en Lázaro Cárdenas

Junto a ellos se encuentra un jefe de incidencias de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (Sema), así como servicios públicos municipales con bomberos que laboran de manera coordinada. 

El siniestro “El loro viajero”, en el kilómetro 299+500, en la autopista Cancún-Mérida, avanzó 11 hectáreas más y llegó a 18, con 60% de control y 40% de liquidación. Los incendios forestales se atienden de acuerdo a determinadas fases:

Primera fase

Es un incendio normal, su combate y extinción se lleva a cabo con una o dos brigadas máximo. Registra afectaciones de hasta cinco hectáreas en zonas de pastizal y hasta tres hectáreas, en áreas de renuevo y reforestación.

El jefe del incendio es el responsable de evaluar el desarrollo del siniestro, planear la táctica y estrategia del combate de manera inmediata y en el futuro.

Informa constantemente al equipo de Manejo de Incidentes, del desarrollo y evolución del incendio, solicita apoyo de acuerdo a la situación y al pronóstico.   

Segunda fase

Cuando el incendio rebasa lo estipulado en resistencia, control y superficie afectada.

Se solicita apoyo al equipo de Manejo de Incidentes, que de acuerdo a la distribución diaria de las brigadas en el campo, define y envía la ayuda de una a dos brigadas adicionales.

De acuerdo a la evolución del incendio se establece comunicación con la Dirección General de Protección Civil, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina, y otras instancias para que se mantengan en estado de alerta, aunque hay casos que en este nivel ya se les solicita el apoyo.

Tercera fase

Las condiciones son extremas y hasta el personal comisionado es insuficiente para el control y extinción del incendio, se considera relevante.

La superficie afectada es de 20 hectáreas en área descubierta ó de 10 con arbolado.

El jefe de incidente se releva, el cargo lo asume personal del equipo de Manejo de Incidente, quienes valoran las condiciones del incendio y de ser necesario, solicita apoyo al equipo regional de Manejo de Incidentes.

Se establece un puesto de mando que define el plan de combate y el esquema operativo mediante el Plan de Acción del Incidente (PAI). 

En esta etapa se valora la intervención de la Protección Civil, Seguridad Pública, Secretaría de la Defensa Nacional y Secretaría de Marina, para que actúen en función del esquema establecido y acordado con el Comité Estatal para el Control y Combate de Incendios Forestales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios