26 de Mayo de 2018

Chetumal

Futuro incierto de cortadores de caña

Los días en los que no se ha laborado por las lluvias, significan un gasto para los productores.

Debido a que desde el inicio de la molienda se registraron lluvias inusuales que pararon la actividad, muchos cortadores de caña foráneos cancelaron contratos. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Debido a que desde el inicio de la molienda se registraron lluvias inusuales que pararon la actividad, muchos cortadores de caña foráneos cancelaron contratos. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Futuro incierto de cortadores de cañaCompartir en Twiiter Futuro incierto de cortadores de caña

Edgardo Rodríguez/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.-  El Comité de Producción y Calidad Cañera analiza el futuro de 300 cortadores de caña foráneos, debido a que la molienda es muy baja para mantenerlos en la ribera, por lo que se estudia la posibilidad de sólo depender de la mano de obra local, a fin de terminar con el contrato de los jornaleros de otras entidades.

Gabriel Rivas Canul, presidente de la Asociación de Productores de Caña A.C., detalló que los días en los que no se ha trabajado representan gastos para los productores de la vara dulce, ya que deben de pagarles a los labriegos; no obstante, el volumen que se puede sacar de los cañales es muy bajo y se tienen cerca de mil 700 cortadores locales, por lo que existe una sobreoferta de mano de obra.

Al respecto, mencionó que se tienen casi 50 días acumulados de retraso de la vara dulce, que se traducen en días en los que prácticamente no se ha trabajado, y aunque algunos labriegos han podido ingresar a las ciertas parcelas para realizar el corte, la mayoría de ellos se ha quedado sin trabajo, a la espera de que la zafra se normalice.

Rivas Canul aseveró que a principios del ciclo se había contratado a mil cortadores de caña de otros estados a través del empleo temporal, manejado por la Secretaría del Trabajo Federal; sin embargo, durante los primeros meses de la zafra se presentaron lluvias inusuales que ocasionaron el paro consecutivo de la molienda, por lo que la mayoría de los labriegos abandonó la zona y canceló sus contratos, dejando sólo a 300 trabajadores.

Rivas Canul, mencionó que a los labriegos se les brinda un porcentaje por cada tonelada de caña cortada, además de que se les otorga un seguro médico para cobertura familiar, lo cual estaría generando mayores gastos a los productores de la vara dulce, debido a que la cuota por cada trabajador es de ocho mil pesos, recursos con los que actualmente no cuentan.

Por ello, el entrevistado dijo que será en los próximos días cuando se decida si se mantiene la mano de obra foránea, o se establece permanecer exclusivamente con la local, ya que la zafra está en su etapa final.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios