13 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Es subutilizada la infraestructura para el campo

Funciona una mínima cantidad de pozos, el tendido eléctrico no existe y los motores desaparecieron.

Continúa la producción con actividades ganaderas en el sur del estado. (Juan Rodríguez/SIPSE)
Continúa la producción con actividades ganaderas en el sur del estado. (Juan Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Es subutilizada la infraestructura para el campoCompartir en Twiiter Es subutilizada la infraestructura para el campo

Juan Rodríguez/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.- Los casi 80 pozos profundos, las plantas eléctricas y el mecanizado que se hizo en el sur del estado para el cultivo de arroz, permanecen subutilizados desde hace más de 23 años.

Eduardo Reyes Velázquez, presidente del Comisariado Ejidal de Laguna Om, informó que en el sur había 23 mil hectáreas para el cultivo de arroz, en los ejidos de Morocoy, San Pedro Peralta, Laguna Om, Sergio Butrón Casas, Bacalar, Sac-Xan y anexo Carlos A. Madrazo, Cocoyol, Cacao y Álvaro Obregón, donde se llegaron a producir unas 45 mil toneladas de granos de arroz.

Tan solo en la zona de Nicolás Bravo, se trabajaron dos mil 800 hectáreas en el cultivo de arroz a las que se les dotó con 16 unidades de riego que están inoperantes.

También te puede interesar: Mujeres del sur ven una opción en el cultivo de pitahaya

Carlos Ojeda de la Fuente, quien fue funcionario de la entonces Secretaría de Fomento Agropecuario (SEFA), recordó que desde 1981 cuando se inició el programa arrocero, se inició la mecanización de tierras, en los ejidos antes mencionados, aunque la mayor superficie se dio en Laguna Om, Morocoy, San Pedro Peralta y Sergio Butrón Casas, siendo en 1985 que se iniciaron las primeras siembras con riego, logrando levantar cinco toneladas por hectárea.

Detalló que en los primeros dos años de la administración del entonces gobernador Miguel Borge Martín, 1988 y 1989, se dotó de mayor infraestructura para el cultivo a través del fangueo, “nivelando superficie e inundarla de agua”, para ello se introdujo la red eléctrica.

De acuerdo con estadísticas que maneja la actual Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru), de los 80 pozos perforados, algunos dotados con energía eléctrica y otros con generadores de combustión, solo un 10 % están en operación, mientras que de las 23 mil hectáreas mecanizadas el 60 % está en producción con actividades ganaderas, caña de azúcar o cultivos de maíz, destacando que el tendido eléctrico no existe y los motores desaparecieron.

Actualmente la perforación de un pozo de 100 metros de profundidad, supera los 200 mil pesos, mientras que la hectárea de mecanizado tiene un costo de 15 mil pesos y la infraestructura de riego tienen un costo de 30 mil pesos por hectárea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios