15 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Comité de la CTM encubre a Santamaría

La representación nacional simplemente hizo caso omiso a la conducta delictiva del actual líder sindical.

El dirigente impuso a familiares como secretarios generales en sindicatos independientes. (Redacción)
El dirigente impuso a familiares como secretarios generales en sindicatos independientes. (Redacción)
Compartir en Facebook Comité de la CTM encubre a SantamaríaCompartir en Twiiter Comité de la CTM encubre a Santamaría

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El Congreso Estatal Extraordinario de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), que se llevó a cabo el 14 de noviembre de 2015 en Felipe Carrillo Puerto, destituyó a José Isidro Santamaría Casanova y designó como secretario interino general en Quintana Roo a Rafael Beltrán Chim, en apego a estatutos, sin embargo, el Comité Nacional “simplemente fue sordo y ciego a la conducta delictiva del actual dirigente, quien solamente ha utilizado el sindicato para blindar y hacer sus fechorías”, en tanto que, disidentes cetemistas tras la muerte de uno de sus integrantes en marzo de este año optaron por abandonar las filas en la agrupación obrera y dejar de hacer señalamientos.

En aquella ocasión, participaron 60 de 90 secretarios generales adheridos a la CTM con fundamento en los artículos 381 y 371, de este último se apeló la octava fracción, numerales de la Ley Federal del Trabajo, ya que Santamaría Casanova fue omiso para convocar el Consejo Estatal Extraordinario, que culminó con su remoción por violaciones a los estatutos de la CTM.

También te puede interesar: Santamaría recibió la CTM con $400 millones

Entre los principales señalamientos se encontraron la falta de rendición de cuentas, malversación de fondos sindicales, administración fraudulenta, apoyo insuficiente para tramitar tomas de nota sobre períodos fenecidos, simulación de expulsión de agremiados, intromisión en la vida interna de sindicatos y federaciones municipales, acumulación de registros (sindicatos) estatales y nacionales, poner a su nombre predios donados al patrimonio de la CTM y enajenación de los mismos, como el caso del fraccionamiento Rincón Santamaría, ubicado en la Región 212, por mencionar alguno e imponer a familiares como secretarios generales.

Tal es el caso de los sindicatos independientes "Andrés Quintana Roo" de Trabajadores y Empleados de la Industria Alimenticia, Empacado, Envasado, Embotellado de la República Mexicana, y “Benito Juárez García" de Trabajadores y Empleados de la Industria Farmacéutica en la República Mexicana, donde sus hijos José David y Yeiko Azmir Santamaría Martínez respectivamente, fungen como secretarios generales bajo los registros 6618 y 6696, con 28 y 27 agremiados.

Sin embargo, pese a documentar cada imputación y en reiteradas ocasiones trasladarse al Comité Nacional de la CTM, la disidencia calificó la resistencia como infructuosa ya que les fueron cerradas las puertas, no se les quiso atender, no consideraron las pruebas y se les dejó en un estado de indefensión, ya que desde oficinas centrales lo siguen avalando, y Santamaría Casanova continúa haciendo lo que siempre ha hecho, como es simular tomas de notas para realizar contratos colectivos para enriquecerse con las cuotas, aportaciones y emplazamientos a huelga.

Durante los más de 20 años como dirigente estatal, a Santamaría Casanova se le ha vinculado a la apertura de giros negros, en donde existe la prostitución y cuestionado la falta de representación obrera dentro del Poder Legislativo, además de intervenir en la autonomía y democracia de las agrupaciones adheridas a la CTM, como fue el caso de los sindicatos de Concesionarios de Autotransporte Público de Materiales para la Construcción, carga regular, agua potable y aguas negras, y de Camioneros, ayudantes y similares de carga y descarga “Lázaro Cárdenas”.

Ante esta situación, se intentó interponer una denuncia penal, pero por el escenario político que imperó en la administración anterior era una “pelea entre David y Goliat”, máxime que el movimiento registró un deceso, calificado como “asesinato” hacia uno de los integrantes inconformes por la situación que impera al interior de la CTM y la hegemonía que mantiene en Quintana Roo Santamaría Casanova, un crimen al cual se le dio carpetazo y quedó impune, lo que propició la salida de gran parte de los disidentes cetemistas, quienes decidieron dejar de militar en la central obrera, obligados a abandonar las filas y borrados de la escena política porque se “atrevieron a denunciar todas las fechorías y terminó en un lamentable asesinato”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios