21 de Septiembre de 2018

Chetumal

Piden ayuda para octogenario que vive enfermo y abandonado

Sufrió de embolia y no puede moverse, por lo que depende de sus vecinos.

Augusto Cot, de 86 años de edad, no tiene familia en Quintana Roo para que pueda atenderlo. (Alejandro Poot/SIPSE)
Augusto Cot, de 86 años de edad, no tiene familia en Quintana Roo para que pueda atenderlo. (Alejandro Poot/SIPSE)
Compartir en Facebook Piden ayuda para octogenario que vive enfermo y abandonadoCompartir en Twiiter Piden ayuda para octogenario que vive enfermo y abandonado

Alejandro Poot/SIPSE
JOSÉ MARÍA MORELOS, Q. Roo.- Un hombre de 86 años de edad, de la  comunidad Plan de la Noria Poniente en José María Morelos fue abandonado por familiares y amigos, tras una enfermedad que lo mantiene paralizado en el 90% de su cuerpo.

Augusto Cot Tzec, de 86 años de edad, pide con gran desesperación apoyo del gobierno, asociaciones civiles y sociedad en general, teme morir en el abandono y peor aun dejar solo a su único compañero, un perro que en todo momento permanece firme a su lado.

También te puede interesar: 'Abuelita' sufre crisis nerviosa y quemaduras en incendio

Con lágrimas en los ojos Don Augusto, hace un gran esfuerzo para pedir ayuda, pues tras una embolia perdió el habla y la movilidad de brazos, piernas imposibilitándolo para desarrollar cualquier actividad, incluso comer.

¿Abuelo que tiene? -Mis fuerzas, no tengo fuerzas. ¿Qué le paso, por qué está paralizado?

-No puedo moverlo. ¿Tienes hermanos, familia?  -Sí, pero están lejos viven en Mérida, aquí vivo solo, solito.

Aun cuando en el terreno donde vive, hay una pequeña habitación de material, él se la pasa recostado en su hamaca, en un tinglado de madera con techo de guano, pero sin paredes.

Uno de sus vecinos, se encarga de llevarle comida, cuando tienen oportunidad, actividad que asegura no le pesa, lo hace de corazón y omite sus generales.

“Solo le paso a dejar un plato de comida y agua, no es mucho, pero lo hago de corazón y creo que no debe haber menciones es un acto de buena fe”.

José Antonio Pacheco Novelo, delegado de Plan de la Noria Poniente, solicitó la intervención de la autoridad municipal, para que puedan atender al anciano, o en su caso, llevarlo a un albergue para que pueda ser tendido como se merece.

“El señor tiene años con esta enfermedad, vive solito, nadie en la comunidad conoce a sus familiares, no sabemos donde están  y ahora, todos somos testigos de la condición en que vive, la cual es inhumana y debe ser atendido por el DIF”.

Explicó que el cuarto de material que se encuentra en su predio, no puede ser habitado por el mismo, puesto que la construcción es de mala calidad y cuando llueve se filtra el agua.

“Está mal construida esa casita, no lo puede habitar, además quedo en algo y por lo menos hay que hacerle una rampa. La verdad es que es bastante peligroso dejarlo en esa casa que aquí donde esta”.

Hizo un llamado a la sociedad en general, a las asociaciones civiles y al gobierno municipal y estatal a no desamparar por más tiempo, al abuelito, y ayudarlo a tener una mejor calidad de vida, ya sea en su propia casa o fuera de esta, en algún albergue u hospital.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios