12 de Noviembre de 2018

riviera-maya

Drogas 'ahogaron' la fiesta del BPM

Desde la inauguración del festival, fue difícil evitar la circulación de estupefacientes.

El pasado 16 de enero murieron cinco personas tras una balacera en el Blue Parrot. (Foto: Contexto/SIPSE)
El pasado 16 de enero murieron cinco personas tras una balacera en el Blue Parrot. (Foto: Contexto/SIPSE)
Compartir en Facebook Drogas 'ahogaron' la fiesta del BPM Compartir en Twiiter Drogas 'ahogaron' la fiesta del BPM

Sergio Orozco/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Durante el cierre del BPM, alrededor de las 2:30 de la madrugada del lunes 16 de enero, una balacera al interior del club Blue Parrot, dejó como saldo final, cinco personas muertas, entre ellos, dos ciudadanos extranjeros.

“Este año lo vi muy diferente, personas muy distintas, más mafiosas”,  comparte Antonio, uno de los asistentes al festival de música electrónica BMP, quien relató a Novedades Quintana Roo su experiencia en esta edición del festival.

También te puede interesar: Se rompieron los protocolos de seguridad en el BPM: autoridades

Él y su grupo de amigos suelen ponerse de acuerdo anualmente para acudir al BPM, durante seis años habían disfrutado de este festival musical de proyección internacional, pero este año se vio un clima distinto a los anteriores, incluso en los precios.

Aumentaron precios 

En años anteriores el costo por ver a los DJs era de hasta 800 pesos, sin embargo por ser el décimo aniversario, el precio subió hasta los 2 mil pesos, cosot que personas como Antonio pagan porque: “No todos los días estás en Playa del Carmen escuchando a tu dj favorito y lo tienes a unos metros de frente” .

"A pesar de que eran los 10 años sí lo vi muy diferente, había otro tipo de gente, se sentía en ocasiones otro tipo de ambiente"

Recuerda su último día en el destino: “Pues yo me regresé el domingo en la tarde, ya no me tocó ese relajo, veníamos varios amigos,  la verdad este año a pesar de que eran los 10 años sí lo vi muy diferente estuve ahí desde el miércoles, pero había otro tipo de gente, se sentía en ocasiones otro tipo de ambiente, no como en otros años, he ido en seis años anteriores”, indicó. 

Respecto a la venta de droga, señala que siempre ha sido así; “pero en este año ya era mucho el descaro, antes de repente veías a uno que otro ofreciendo, pero este año veías por todos lados, ibas al baño y te encontrabas a varios ofreciéndote”.

Él y sus amigos nunca pensaron que una situación así podría pasar, y mucho menos en un lugar como Playa del Carmen, en un evento que ya llevaba años. “Muchos otros amigos más cercanos estuvieron en la balacera, afortunadamente a ellos no les pasó nada”, comparte.

También es claro con sus ideas, pues asegura que Cancún y Playa del Carmen, son lugares que le gustan mucho y que definitivamente no se les puede juzgar por lo que ha sucedido.

Diez años de ‘fiesta’ sin control

Del cinco al 12 de enero de 2008, Playa del Carmen fue sede por primera ocasión del Festival, desde entonces las cosas se veían complicadas para los organizadores, pues era muy difícil evitar la venta de estupefacientes al interior de estas “fiestas”.

A pesar de los focos rojos que se encendieron en distintas ocasiones, como en el año 2014, cuando un joven de 24 años se arrojó de un tercer piso, el año 2015 donde una pareja se perdió en la selva de Yucatán tras salir del BMP bajo los efectos de las drogas; y el caso de un hombre de origen brasileño que se lanzó al vacío desde el onceavo piso y perdió la vida, nunca, ninguna autoridad, le dio la importancia debida a estos hechos, y tampoco previeron que una década de excesos acabaría con ‘la vida’ de este famoso festival internacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios