22 de Mayo de 2018

Quintana Roo

Identifican las víctimas de depredador del Caribe

El pez león representa una amenaza para el sector comercial y el turismo de buceo.

Los investigadores del Ecosur han notado que será imposible erradicarlo, ya que es capaz de bajar a profundidades que un buzo no alcanza. (Redacción/SIPSE)
Los investigadores del Ecosur han notado que será imposible erradicarlo, ya que es capaz de bajar a profundidades que un buzo no alcanza. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Identifican las víctimas de depredador del Caribe Compartir en Twiiter Identifican las víctimas de depredador del Caribe

Itzel Chan/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El paso del pez león por el Caribe mexicano ha dejado secuelas turísticas, económicas y en algunos casos hasta alimentarias. A través de estudios realizados por investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) se ha identificado que las especies más amenazadas por él son el pez papagayo, el pez mero, los cangrejos, los pulpos juveniles y los calamares.

Las más abundantes, son las más vulnerables 

Juan Jacobo Schmitter-Soto, investigador del Ecosur, ha participado en investigaciones realizadas en los últimos 10 años que han demostrado que las especies más abundantes en el mar Caribe son a la vez las que tienen mayor riesgo, porque se convierten en el alimento principal del pez invasor.

Al ser estas especies las más acechadas por el pez león representa afectación comercial, pero además representa peligro para el turismo de buceo y esnórquel, pues se come a los peces que limpian los arrecifes de coral.

Se complica su erradicación 

A pesar de que se han implementado estrategias para tratar de eliminarlo mediante torneos de pesca y armar menús con él, los investigadores del Ecosur han notado que será imposible erradicarlo, puesto que el animal es capaz de bajar a profundidades que un buzo no alcanza.

Procurar mantener un control significa una salvación para las otras especies en las que tienen un impacto directo a través de depredación.

Al comerse a la especie de mero también representa un impacto negativo directo para los arrecifes de coral, porque ellos son los que se encargan de limpiar las algas de los corales y si se reduce el número de peces, los arrecifes se cubren y dejan de recibir oxigenación.

“Hay modelos de investigación que predicen que si dejamos que el pez león aumente indiscriminadamente contribuirá a la proliferación de algas, por comerse a los herbívoros que las controlan”, argumenta el investigador  Schmitter-Soto.

Actualmente la Universidad del Caribe se encarga de realizar capacitaciones para los pescadores del pez león, con el fin de que esta actividad aumente a la par de que se preparan recetas culinarias para el consumo de esta especie.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios