21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Se realiza el Lavatorio de Pies

Recuerdan a las familias tener amor con cada uno de sus semejantes.

Lavado de los pies de cada uno de los apóstoles. (Sergio Orozco/SIPSE)
Lavado de los pies de cada uno de los apóstoles. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Se realiza el Lavatorio de PiesCompartir en Twiiter Se realiza el Lavatorio de Pies

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Ante la mirada de dos mil personas, se llevó a cabo la misa que representa el Lavado de Pies a los apóstoles de Jesús. Monseñor Pedro Pablo Elizondo, acompañado por el sacerdote José Alberto Blanco, encabezó la ceremonia del inicio de la Pascua, a las 19:22 horas con el repique de las campanas.

El sermón inició por parte de Monseñor, destacando el acto de sacrificio de Jesús, “hoy estamos celebrando el acto más grande de amor que pueda existir”, es por ello que recuerda a las familias tener ese acto de afecto con cada uno de sus semejantes y recordar que el amor no nada más se trata de sentir bonito, sino de apoyar hasta en los momentos más oscuros que se nos puedan presentar. 

Con música de fondo a cargo de la trova de Cristo Rey y con un olor característico a incienso, Monseñor lavó los pies de cada uno de los apóstoles, para sellar esta emotiva ceremonia, como un ejemplo de humildad para los demás e invitar a cada uno de los fieles a tener ese tipo de actos hacia los demás. Terminada la misa a las 8:30 todos regresaron a la iglesia para rezar y orar, mientras afuera reacomodaban la escenografía para dar paso a la representación de la Última Cena.

Anuncio de la traición

Con un mantel blanco inmaculado, copas de vino y un pan en la mesa se acercó el Hijo de Dios, Jesús (Alfredo López Hernández) vestido con una túnica morada  y el rostro serio, llamó a los 12 apóstoles a compartir la mesa con él, ya sentados les anuncia la traición por uno de sus compañeros, mientras reparte el pan y el vino. Unas de las escenas emblemáticas que no pueden faltar en el comedor de las familias católicas, terminada la cena, Jesús es capturado por la traición de Judas y es llevado al calabozo en donde estará hasta el día de su Crucifixión y Muerte.

Saldo blanco

Según el registro de protección, las dos mil personas lograron disfrutar de la ceremonia sin problema alguno con un saldo blanco. Para salvaguardar a la ciudadanía, utilizaron 35 elementos de seguridad lideradas por el comandante Mario Alberto Castro Madera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios