23 de Septiembre de 2018

Chetumal

Incrementa la venta de carbón en los ejidos

La devastación dejada por el huracán “Dean” sirve para elaborar este combustible.

Compartir en Facebook Incrementa la venta de carbón en los ejidosCompartir en Twiiter Incrementa la venta de carbón en los ejidos

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Al menos siete ejidos de Bacalar se dedican a la producción de carbón con recursos forestales muertos, que datan del huracán “Dean”, y de sus labores de roza, tumba y quema de sus milpas, actividad que cuenta con el apoyo de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), a través de la elaboración de un estudio de manejo, que requieren para la explotación.

Rafael León Negrete, gerente de dicha instancia, señaló que cada vez los productores bacalarenses mejoran sus procesos de elaboración de carbón vegetal, con hornos de alta tecnología, pues se ha convertido en una seria alternativa productiva para la gente del campo.

Indicó que corresponde a esa instancia, apoyar a los productores interesados en realizar el estudio de manejo que solicita la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a fin de que les puedan conceder las vías para el transporte del recurso.

Para acceder a los recursos de la Conafor, explicó sólo tendrán que cumplir con los requisitos que establecen las reglas de operación que se emitieron en enero pasado.

También te puede interesar: Pierde Quintana Roo la mitad de sus selvas y bosques

León Negrete subrayó que existe suficiente recurso forestal muerto desde el paso del huracán “Dean”, hace ocho años, que puede ser aprovechado por los ejidos del décimo municipio, y que serviría para sostener a al as familias de la zona rural en estos tiempos de sequía.

Mario Perera Maza, habitante de la comunidad de Miguel Hidalgo, cuenta con tres enormes hornos donde calienta troncos por durante siete días para que se consuman, con lo que produce 20 toneladas de carbón al mes.

Para que el carbón pueda ser sacado, los productores deben esperar otros cinco días, tiempo en que se enfría, para finalmente ser transportado por una empresa carbonera de Ciudad de México, que adquiere la totalidad del producto.

Se estima que existen mil hectáreas de bosque derrumbado en el municipio de Bacalar, producto del paso del huracán “Dean”, que en la temporada de verano incluso puede representar peligro de incendio forestal y que por ello debieran ser aprovechados por pobladores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios