22 de Octubre de 2018

Cancún

Mejora tu calidad de vida a carcajadas

La disciplina ayuda a mejorar la salud, los estados de ánimo y permite afrontar retos.

Cada domingo, un grupo de personas se reúne en el parque Kabah de 9 a 10 horas, para realizar la actividad. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Cada domingo, un grupo de personas se reúne en el parque Kabah de 9 a 10 horas, para realizar la actividad. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Mejora tu calidad de vida a carcajadas Compartir en Twiiter Mejora tu calidad de vida a carcajadas

Lara Alfaro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Desde el pasado mes de abril de este año el Parque Kabah le abrió sus puertas al yoga de la risa, una actividad que consiste en reír sin razón alguna y que fue creada por el doctor hindú Madame Katari, quien estudiaba en el año 1995 los efectos curativos de la risa en el cuerpo humano y unió sus conocimientos con los de su esposa en el área del yoga. 

Otorga clases gratis

Alejandro Angulo López, instructor líder de esta modalidad en Cancún, comentó que a raíz de una gran depresión y por la sugerencia de un amigo, decidió realizar yoga de la risa en el Distrito Federal, después de varias sesiones notó las mejorías en su salud, por lo que se certificó y empezó a dar clases gratuitas como una manera ayudar a otras personas que hubiesen pasado por estados depresivos.

La risa nos permite mejora la capacidad respiratoria, fortalece el sistema inmunológico, ayudan a combatir el dolor, es un antídoto contra la depresión y las enfermedades psicosomáticas.

“Una vez en Cancún me tomé la tarea de crear el primer club de yoga de la risa, comenzamos solo cuatro personas y poco a poco se fueron sumando más, actualmente cada domingo de 9 a 10 de la mañana, hay más de una decena de interesados en reír. Esta es una actividad muy gratificante  y para participar solo hace falta perder un poco la timidez y dejarse llevar por la risa”.

Diferencia entre ambas

La diferencia entre la risoterapia y el yoga de la risa, señaló Angulo López, es que la risoterapia es condicionada, es decir, para que se produzca la carcajada debe haber un elemento extra como: que el guía se vista de payaso o se cuenten chistes; en cambio en el yoga de la risa, ésta es espontánea, solo con contactos visuales y juegos se va de una risa artificial a una natural y se contagia entre los participantes. 

En cada clase, agregó Ángulo López, se comienza con calentamiento del cuerpo y cuerdas vocales, se dan las instrucciones sobre respiración y aplausos, luego de hace la fase de apertura, seguido de los ejercicios de risa intercalados con el yoga, se hace una meditación y finalmente se comparten las experiencias.

Más que una clase

Carmen Arellano Herrera, miembro del club de la risa, dijo haber acudió a la clase ya que hace pocos meses quedó viuda y no sentía felicidad por nada,  gracias a los ejercicios volvió a reír y liberó mucho de sus temores. “Siempre he sentido pena por mi risa ya que es muy escandalosa, luego que muere mi esposo y dejé de hacerlo, ahora me di cuenta de lo importante y necesario que es reír todos los días”

La risa nos permite afrontar mejor los retos del día a día, mejora la capacidad respiratoria, fortalece el sistema inmunológico, controla la hipertensión arterial, produce endorfinas que ayudan a combatir el dolor, es un antídoto contra la depresión y las enfermedades psicosomáticas, debido a que libera serotoninas, hormonas naturales que actúan como antidepresivo; suaviza las emociones más dolorosas, tales como el miedo, el enojo, la tristeza  el aburrimiento, aumenta nuestras habilidades sociales y disminuye los niveles de ansiedad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios