17 de Julio de 2018

Othón P. Blanco, fundador y eterno vigilante de Chetumal

Actualmente permanece mirando fijamente hacia la bahía, manteniendo su fiel vigía.

El monumento guarda en su base las cenizas del fundador de la Payo Obispo, hoy Chetumal. (Foto: Joel Zamora/SIPSE).
El monumento guarda en su base las cenizas del fundador de la Payo Obispo, hoy Chetumal. (Foto: Joel Zamora/SIPSE).
Compartir en Facebook Othón P. Blanco, fundador y eterno vigilante de ChetumalCompartir en Twiiter Othón P. Blanco, fundador y eterno vigilante de Chetumal

Javier Ortíz/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El monumento a Tomás Othón Pompeyo Blanco Núñez de Cáceres, fundador de Payo Obispo hoy ciudad Chetumal, tiene la particularidad que guarda en la base, sus cenizas.

En los relatos locales, no sólo se le brinda el mérito como el fundador de la capital, también como uno de los precursores de Quintana Roo.

También te puede interesar: Fuente del Pescador, obra que marca la historia de Chetumal

El primer reconocimiento fue un busto inaugurado en 1968 frente al Muelle Fiscal, por el entonces gobernador del Territorio, Javier Rojo Gómez, para celebrar los 70 años de la fundación de ciudad Chetumal.

En su Crónica Citadina, el entonces Cronista de Chetumal, Ignacio Abdiel Herrera Muñoz, consignó que para ello, los chetumaleños integraron ese año el “Comité Pro Monumento al Vicealmirante Othón P. Blanco”, erigieron una efigie entre las arterias 22 de enero y Esmeralda (hoy avenida Juárez).

“Se colocó con una placa debajo de su busto de bronce con el siguiente texto: Monumento del insigne marino Don Othón P. Blanco, fundador de esta ciudad y quien afirmó los derechos de México en este territorio en recuerdo a su memoria, inaugurado el 31 de mayo de 1968”, en medio de un jardín que denominaron Othón P. Blanco.

El primer monumento en su honor, fue inaugurado el 24 de noviembre de 1977, por Jesús Martínez Ross, primer Gobernador Constitucional del Estado de Quintana Roo, ampliando la plaza, en la antesala de la celebración de los 80 años de la fundación de la capital.Medía más de dos metros y medio de altura y fue esculpida por el artista Juan Segoviano.

En tres casos, el busto y los monumentos fueron colocados cerca del Muelle Fiscal, en las inmediaciones donde permanece actualmente, mirando fijamente hacia la bahía, como fiel vigilante. (Foto: Joel Zamora/SIPSE).

El actual monumento fue el más significativo porque formó parte de los festejos del Centenario de la ciudad en 1998, en una plazoleta con el mismo nombre ubicado a un costado del palacio de gobierno.

Herrera Muñoz, procuró que sea recordada esta fecha histórica y propuso que se coloquen las cenizas del fundador en la base de su monumento que mide dos metros de alto.

Para ello fue exhumado el primero de mayo del año 1998 del panteón Francés de la ciudad de México, donde fue sepultado en 1959.

Othón P. Blanco, permaneció en Payo Obispo hasta octubre de 1905, falleció el 18 de octubre de 1959.

Para transportar sus cenizas a Quintana Roo, se integró una comisión integrada en ese entonces por varios chetumaleños: Artemio Caamal Hernández, Juan Buenfil Durán, Ignacio Herrera Muñoz, Calixto Caballero May, Miguel Borge Martín, David Romero Vara, Javier Díaz Carvajal, José del Ángel Arjona Carrasco y un representante de la fraternidad quintanarroense.

En el acto de exhumación estuvieron presentes los nietos del vicealmirante, José Blanco Mainero, Cleotilde Blanco Mainero y Othón Blanco Mainero; así comosunuera, Carmencita Mainero Vda. De Blanco, cuyas fotografías se pueden apreciar en La Casa de la Crónica de Chetumal ubicada en el parque de los Caimanes.

Marcos Ramírez Canul, autor de la música del Himno a Quintana Roo, señaló que la consigna oficial de Othón P Blanco, nunca fue fundar ciudad alguna, solo tenía la indicación del presidente de la República, Porfirio Díaz, de resguardar el paso fronterizo, entre la desembocadura del Rio Hondo y la Bahía.

Lo anterior, para evitar el tráfico de armas que los mayas “insurrectos” realizaban a través de la entonces Colonia Británica de Belize para continuar con su lucha.

Cuando Pompeyo Blanco se entera que en la zona norte de Belize se habían asentado migrantes de descendientes mexicanos, que 53 años antes, huyendo de la Guerra de Castas, se habían refugiado ahí. Los visita, platica con ellos y es cuando comienza a fundar el antiguo Payo Obispo, hoy ciudad de Chetumal.

Fabián Herrera Manzanilla, actual Cronista Vitalicio de Chetumal, señaló que un 22 de enero de 1898, fondeó en la desembocadura del Río Hondo en la Bahía de Chetumal, que “daría inicio la conformación de la frontera sur, la reivindicación de la Soberanía Nacional, el control militar y aduanal, entre muchas otras acciones más.Este acontecimiento fue la semilla, que meses más tarde haría florecer una modesta población, denominada en sus inicios Payo Obispo hoy ciudad Chetumal”, señaló. 

De 1977 hasta 1998 que se celebró el primer Centenario, el monumento veía de Sur a Norte, es decir, hacia la ciudad y actualmente, su posición cambió de Norte a Sur, en una posición garante de nuestra ciudad y la patria. (Foto: Joel Zamora/SIPSE).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios