20 de Noviembre de 2018

Chetumal

A los dos años se quemó con agua hirviendo; la llevan a Texas

La Fundación Michou y Mau envió a dos niñas al hospital Shriners en Galveston para su tratamiento.

Estrella de 12 años y Gaby de nueve años, ambas de Chetumal, van al hospital Shriners. (Ángel Castilla/SIPSE)
Estrella de 12 años y Gaby de nueve años, ambas de Chetumal, van al hospital Shriners. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook A los dos años se quemó con agua hirviendo; la llevan a Texas Compartir en Twiiter A los dos años se quemó con agua hirviendo; la llevan a Texas

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Fundación Michou y Mau envió a dos niñas al hospital Shriners en Galveston, Texas para ayudarlas en su tratamiento por quemaduras; ya suman 47 menores de edad que ayuda la fundación.

Roxana Martínez Torres, vocal de la fundación en el estado, informó que una de las menores fue enviada para una operación y otra para valoración, a fin de recuperarse de las quemaduras en su cuerpo.

También te puede interesar: Ayudan a niña con quemaduras; cayó en un cazo de carnitas 

“Estrella de 12 años y Gaby de nueve, ambas de Chetumal que van al hospital Shriners. Las niñas como todos los pacientes menores de edad con quemaduras, van con los gastos pagados, porque se busca su recuperación”, comentó.

Explicó que la menor de nombre Estrella, se quemó el cuerpo con agua hirviendo a los dos años de edad y está en el programa de secuelas para arreglar sus cicatrices, pues lleva tres operaciones.

Gaby viajó para valoración y determinar una posible cirugía, ya que también sufrió quemaduras cuando era bebé, pero del caso omitió proporcionar más datos, ya que existe un proceso externo.

Apoyo a 47 menores

Actualmente la fundación mantiene un registro de apoyo de 47 menores de edad, cuatro de estos reportados este año.

“La mayoría de los casos derivan de escaldaduras por líquidos hirviendo. La recuperación depende de lo grave de las quemaduras, pero podemos decir que llevamos un 70% de los infantes ya está más avanzada su recuperación”, comentó.

La mayoría de los infantes que resultan con quemaduras tienen menos de 10 años de edad, situación que deriva del descuido de los padres de familia, pues deja que los niños se acerquen a los líquidos calientes o a las estufas.

A la fecha no tienen registro de niños que hayan fallecido tras su atención por parte de lafFundación, solo tienen conocimiento del menor que falleció electrocutado en su hogar en diciembre del 2015, que no documenta.

Para evitar más casos la Fundación Michou y Mau inició un programa de prevención de quemaduras para infantes, donde les dan a conocer los peligros que hay en los hogares y los objetos que puedan provocarles quemaduras de leves a graves.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios