19 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Nutrigenómica, opción para prevenir enfermedades

Por medio de la dieta se puede evitar obesidad, diabetes e hipertensión.

Trabajan con los alimentos que se consiguen en los mercados. (Consuelo Javier/SIPSE)
Trabajan con los alimentos que se consiguen en los mercados. (Consuelo Javier/SIPSE)
Compartir en Facebook Nutrigenómica, opción para prevenir enfermedadesCompartir en Twiiter Nutrigenómica, opción para prevenir enfermedades

Lara Alfaro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La nutrigenómica es una de las nuevas tendencias de la nutrición, que se basa en el estudio del genoma humano para poder determinar la dieta de cada persona.

Enfermedades como la diabetes, hipertensión, cáncer y la obesidad pueden ser prevenidas por medio de la alimentación, señaló  Aída Uribe Medina, maestra en ciencias de la nutrición. 

“Se trabaja con los alimentos que se consiguen en los mercados y por medio de sus nutrientes se logran activar o desactivar los genes relacionados con alguna patología”, dio a conocer. 

“Se trabaja con los alimentos que se consiguen en los mercados y por medio de sus nutrientes se logran activar o desactivar los genes relacionados con alguna patología”

Existen funciones de los componentes de la dieta sobre el genoma humano que, directa o indirectamente, pueden alterar la expresión o estructura de los genes, y está comprobado que 97% de las enfermedades están relacionadas con sólo uno de ellos, manifestó.  

También te puede interesar: Cuatro de cada 10 adultos tienen sobrepeso u obesidad

Un estudio realizado por el observatorio de prospectiva tecnológica industrial de España en 2009, dirigido a profesionales del área de alimentación, indica que 36% de los especialistas manifestaron que para el 2020 esta tendencia será global y aplicada a la mayoría de la población.   

“Hasta la fecha más de 100 genes humanos causantes de enfermedades están parcialmente caracterizados, lo que permite por medio de los estudios conocer qué tipo de nutrientes inciden es éstos y así suprimirlos o suministrarlos para evitar el padecimiento”, dijo.

Un ejemplo de esto, agregó, es que se sabe que la deficiencia de vitaminas B12, B6, C, D, niacina, hierro y zinc, alteran el ADN, lo que aumenta el riesgo de padecer algún tipo de cáncer, así que al consumirlos esta probabilidad baja considerablemente. 

“Cuando una mujer sale embarazada y en su familia hay herencia de problemas oncológicos, diabéticos u obesidad, el deber del ginecólogo es informarle al pediatra que ese bebé debe tener una dieta especial para evitar estas afectaciones a futuro”, añadió. 

“El grado en el cual la alimentación influye sobre el binomio salud-enfermedad puede depender de la constitución genética individual, y de cualquier intervención dietética basada en el estado nutricional y el genotipo”, aclaró la especialista en nutrición.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios