14 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Megarexia, el mal que afecta más a hombres que a mujeres

Contrario a la anorexia, la megarexia afecta más a hombres que a mujeres. (Contexto/Internet)
Contrario a la anorexia, la megarexia afecta más a hombres que a mujeres. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Megarexia, el mal que afecta más a hombres que a mujeresCompartir en Twiiter Megarexia, el mal que afecta más a hombres que a mujeres

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- El ritmo de vida de un destino turístico como Cancún puede hacer caer a los habitantes en malos hábitos alimenticios que a la vez pueden generar trastornos como la anorexia o la megarexia.

De acuerdo con Jaime Burgos, autor de Dieta isoproteica, la megarexia es un trastorno alimenticio que se refiere a personas que, así como quienes padecen anorexia, sufren de un tipo de dismorfa corporal, pero a diferencia de los primeros, éstos son obesos pero se ven a sí mismas como delgados y/o sanos, informa el portal web de noticias de Excélsior.

Según estudios de la Universidad de Columbia, a diferencia de otros trastornos alimenticios, éste afecta más a los hombres que a las mujeres.

También te puede interesar: ¿Tu panza hace grrrr? Tal vez se está limpiando

Por otro lado, aparte de las propias complicaciones que conlleva la obesidad, tales como la diabetes, quienes padecen megarexia pueden desarrollar anemia, tal y como cualquier persona que, independientemente de su peso, no obtiene la cantidad de nutrientes que necesita.

Tips para identificar este trastorno

1.- Se alimentan mal. Las personas que sufren megarexia tienden a ingerir grandes cantidades de comida chatarra, altas en “calorías vacías”. 

2.- Están contentos. Debido a la distorsión de su esquema corporal, se sienten orgullosos de su aspecto físico, pues opinan que su exceso de peso es sinónimo de salud y vitalidad. 

3.- No hacen ejercicio. Se ven sanos, por lo que no consideran necesario realizar ninguna clase de actividad física, o ponerse a dieta. 

4.- Evitan las fotos. En su dinámica de autonegación evitan a toda costa fotografiarse, para no ver un reflejo real de cómo lucen.

5.- No van de compras. El hecho de probarse ropa de tamaño “muy grande” les hace caer en sentimientos de tristeza y desconcierto.

6.- Se excusan. Tienden a justificar su peso con otras enfermedades, como los problemas de tiroides, indica la Unidad de Apoyo Psicológico a la Persona con Obesidad (Uappo). 

7.- Sufren mareos. Debido a la falta de nutrientes en su organismo, ya que casi no comen frutas o verduras, suelen tener constantes mareos y presión baja. 

8.- Son hostiles. Manifiestan un odio hacia el mundo que los critica y en ocasiones hacia ellos mismos (cuando tienen momentos de lucidez y saben que están mal).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios