16 de Noviembre de 2018

Chetumal

Hasta los pepenadores deben pagar impuestos

Las empresas chatarreras tienen la obligación de inscribir al SAT a los recolectores.

Se tiene el registro de que en el estado existen 14 empresas chatarreras clandestinas. (Harold Alcocer/SIPSE)
Se tiene el registro de que en el estado existen 14 empresas chatarreras clandestinas. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Hasta los pepenadores deben pagar impuestosCompartir en Twiiter Hasta los pepenadores deben pagar impuestos

Jorge Carrillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Por lo menos 280 pepenadores que trabajan para las 14 empresas chatarreras formalmente establecidas en Othón P. Blanco deberán pagar impuestos de acuerdo con la reforma que entró en vigor el 01 de enero de este año en materia hacendaria y fiscal, informó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Héctor Benítez Cuellar, director de Fiscalización y Reglamento y Vía Pública del Ayuntamiento capitalino, dijo que supervisarán que las empresas chatarreras cumplan con los reglamentos municipales y será la autoridad federal quien se encargue del cumplimiento de la normatividad fiscal, que antes recaía en el gobierno local.

Precisó que si bien no se han detectado empresas recicladoras clandestinas, a lo largo de la geografía municipal se tiene el registro de 14 establecimientos, que al igual que otros giros deben contar con la licencia de funcionamiento, tarjetas de salud, el dictamen y anuencia de Protección Civil, y el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), cédula con la que cambiarán de régimen y se incorporarán al SAT.

De acuerdo con la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF), para este año se publicaron una serie de reglas que ya están en operación y que indican, en el caso de este tipo de empresas que captan desperdicios industrializables, que el adquirente del desperdicio o material reciclable es quien tiene la obligación de inscribir al acopiador o recolector, mediante una inscripción sencilla.

Dentro de dicha resolución se establece que la empresa que adquiere este tipo de materiales deberá emitir la factura por cuenta del recolector; le retendrá el 5 por ciento para efectos del Impuesto Sobre la Renta (ISR), como pago definitivo respecto de la compra que esté haciendo del material reciclado y le retendrá el 16 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

De acuerdo con el SAT, para comprobar gastos y retenciones en la recolección de desperdicios, las empresas inscritas al RFC, a través de quienes los recogen en las calles podrán expedir un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), y en su caso podrán usar los servicios prestados por un proveedor de servicios de expedición de comprobantes fiscales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios