21 de Mayo de 2018

Quintana Roo

Si llega a declarar en falsedad es un delito…

Octogenaria se presentó a una audiencia oral en el Juzgado Mercantil.

Ayer se realizó una audiencia en el Juzgado Segundo Mercantil. (Eric Galindo/SIPSE)
Ayer se realizó una audiencia en el Juzgado Segundo Mercantil. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook <i>Si llega a declarar en falsedad es un delito…</i>Compartir en Twiiter <i>Si llega a declarar en falsedad es un delito…</i>

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La señora Ivón tiene 80 años de edad, no alcanza a escuchar sus derechos de ley por problemas auditivos, se los vuelve a leer la secretaria de acuerdos del Juzgado Mercantil: “si llega a declarar en falsedad es un delito que se paga con cárcel”. La octogenaria sería la primera en asistir a un juicio oral en materia mercantil. Fue demandada de incumplir un contrato de contra-venta de un terrero en Puerto Morelos.

En el 2013, la señora Ivón celebró un contrato de compra-venta con reserva de dominio con una inmobiliaria. La octogenaria le vendió 719.11 metros cuadrados del rancho “La Amistad” a dicha empresa por la cantidad de 14 millones 383 mil pesos. A las 11 horas de ayer fue la primera audiencia oral, en la cual la dueña del rancho se le inició un juicio en el Juzgado Segundo Mercantil por incumplimiento de contrato.

En la sala oral se llevó a cabo la confesional de la señora Ivón y la comparecencia de testigos, que fueron aportados por la parte actora, es decir, los abogados de la inmobiliaria. La mujer, con ayuda de su abogado, camina lentamente hacia el escritorio de comparecencias. Se sienta y se acomoda, la secretaria de acuerdos de lee sus derechos.

Padece problemas auditivos

La anciana le pide que vuelva a repetir todo porque tiene problemas auditivos. La funcionaria del juzgado le hace saber a la octogenaria que si sus declaraciones son falsas podría ser sancionada con cárcel. La dueña del rancho asienta con la cabeza en señal de haber entendido las indicaciones. La juez inicia con la lectura de las preguntas para que las respondan la parte demandada.

¿Usted pactó la venta del predio “La Amistad”?, fue una de las 14 preguntas que le hizo la juez a la señora Ivón. La respuesta fue sí, En las siguientes preguntas la mujer dijo que desconocía totalmente el valor de cualquier predio. El día en que se firmó el contrato de compra-venta del predio no alcanzaba a entender lo que leía el notario público porque tiene problemas auditivos. Además de que leía muy rápido.

Negó los hechos

La mujer demandada fue cuestionada sobre si recibió una transferencia bancaria de un primer pago del predio de un millón de pesos, pero la mujer negó los hechos, toda vez que eso lo hace su abogado. Doña Ivón terminó su comparecencia y se regresó al escritorio de su abogado. La juez de la causa adelantó que por la premura del tiempo quedarían pendientes por desahogar dos testimoniales, se fijarían posteriormente hora y fecha para llevarlas a cabo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios