25 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Descubre por qué tus dedos se arrugan cuando estas en el agua

Compartir en Facebook Descubre por qué tus dedos se arrugan cuando estas en el aguaCompartir en Twiiter Descubre por qué tus dedos se arrugan cuando estas en el agua

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El arrugamiento que sufren nuestros dedos en el agua no es un capricho de la naturaleza. Un estudio de la 'Royal Society' británica publicada en su revista 'Biology Letters' afirma que su finalidad es la de mejorar el agarre de objetos mojados o bajo el agua.

Un equipo de científicos de la Universidad de Newcastle analizó la habilidad de las personas al agarrar objetos fuera del agua con los dedos arrugados y normales, para estudiar por qué ocurría este efecto; según el doctor Tom Smulders, responsable de la investigación, los dedos arrugados podrían compararse con el agarre de un neumático en condiciones húmedas, publica el portal web elmundo.es.

También te puede interesar: Haz tu propio bloqueador solar ¡en casa!

"El arrugamiento de los dedos en condiciones húmedas podría haber ayudado a nuestros ancestros a conseguir comida de vegetaciones húmedas", afirma Smulders. "Y observando nuestras plantas de los pies, llegamos a la conclusión de que su arrugamiento nos permitía correr mejor bajo la lluvia".

Una importante función

Este efecto en los dedos se pensaba que era resultado del paso del agua a la capa exterior de la piel, lo que provocaba que se hincharan y arrugaran, pero se ha descubierto que es parte de un proceso activo.

Este arrugamiento se produce cuando los vasos sanguíneos de los dedos se contraen. Al tratarse de un proceso activo, esta investigación sugiere que tienen, además, una importante función y ofrecen una ventaja natural.

En el experimento, los participantes intentaban agarrar varias canicas húmedas de diferentes tamaños con los dedos normales y los dedos arrugados, una vez sumergidos en agua durante 30 minutos. Con los dedos arrugados consiguieron agarrar las canicas en menos tiempo.

El interrogante que sigue sin respuesta es el de por qué no tenemos los dedos arrugados permanentemente. "Nuestras primeras teorías apuntan a que esto podría disminuir la sensibilidad en las yemas de nuestros dedos o incluso aumentar el riesgo de daño al coger objetos", comenta Smulders.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios