23 de Junio de 2018

Quintana Roo

Prefieren proteger a sus familias que entregar sus armas

Preocupa la escasa participación en el programa de desarme que implementa el Ejército mexicano.

Este año fueron recibidas 28 cortas, 12 armas largas, 20 granadas, ocho cargadores y tres mil 607 cartuchos. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Este año fueron recibidas 28 cortas, 12 armas largas, 20 granadas, ocho cargadores y tres mil 607 cartuchos. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Prefieren proteger a sus familias que entregar sus armasCompartir en Twiiter Prefieren proteger a sus familias que entregar sus armas

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El programa de Canje de Armas llevado a cabo cada año por el Ejército Mexicano, no ha rendido los frutos esperados en Othón P. Blanco, ya que en comparación con años anteriores, hubo una menor participación por parte de la ciudadanía.

De acuerdo a los datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a través de la XXXIV Zona Militar, las armas de fuego recibidas este año fueron 28 cortas, 12 armas largas, 20 granadas, ocho cargadores y tres mil 607 cartuchos; de estas cifras las más importantes son el número de granadas obtenidas y la cantidad de cartuchos, ya que aumentaron en gran proporción. 

Los habitantes de la Ribera del Río Hondo, mencionaron que la poca participación se debe a la inseguridad que existe en el estado, por ello prefieren quedarse con sus armas de fuego para la protección de sus familias y hogares.

Desde el año 2011, el plan denominado “Por un Quintana Roo Seguro” destinado  para fomentar el desarme de las personas mediante el canje de armas por una gratificación monetaria, varias personas han acudido a los diferentes puntos del municipio para entregar sus rifles o pistolas y de esta manera poder obtener algún dinero extra.

El director de la Policía Municipal Preventiva (PMP), Gumersindo Jiménez Cuervo, dijo que el no obtener una gran participación en las comunidades representa un riesgo para la población en general, ya que se han presentado casos en los que se involucra rifles de cacería, los cuáles han servido para cometer algunos homicidios.

Mario Sánchez, habitante de la comunidad de Álvaro Obregón, expresó que él no acudió a cambiar su rifle en vista de que en las últimas fechas se han dado secuestros y asesinatos en la Ribera del Río Hondo, razón por la cual prefiere tener un arma con la cuál proteger y defender a su familia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios