19 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Demandan a artista polaca por destruir vida marina con su arte

Agata Oleksiak, actúo sin permiso al cubrir una estatua del Museo Submarino de Cancún, que es un área protegida.

La artista  Agata Oleksiak, irrumpió sin permiso un área protegida con su arte, acción que destruyó la vida marina del sitio. (Foto: Agencia/AP)
La artista Agata Oleksiak, irrumpió sin permiso un área protegida con su arte, acción que destruyó la vida marina del sitio. (Foto: Agencia/AP)
Compartir en Facebook Demandan a artista polaca por <i>destruir</i> vida marina con su arteCompartir en Twiiter Demandan a artista polaca por <i>destruir</i> vida marina con su arte

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- La artista polaca Agata Oleksiak (Olek), conocida por cubrir con tejidos de ganchillo todo tipo de objetos, desde el toro de Wall Street hasta autobuses, intervino este agosto una escultura del Museo Submarino de Cancún pero su idea puede acabar en los tribunales porque las autoridades mexicanas afirman que ha dañado el ecosistema, según información del portal de noticias de la Jornada.

Olek cubrió un par de estatuas del peculiar museo ubicado en las aguas del Caribe mexicano con una funda multicolor tejida por ella. Su objetivo, según explica en un video colocado en internet, era alertar del peligro que corren especies como el tiburón ballena, que habita en esas aguas, y preservar la vida marina.

Instaló su arte sin permiso

Sin embargo, según declaró el director del museo submarino, Jaime González, se está preparando una demanda contra la artista tanto en la fiscalía general como ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) porque, además de que actuó sin permiso en un área protegida, creen que ha eliminado vida marina.

"Está afectando a todo lo que se había implantado sobre la escultura, aunque no lo crea hay mucha vida marina incrustada y lo que entendemos es que esto lo mató", dijo González.

El museo, que está sumergido frente a las costas de Cancún, es obra del artista Jason DeCaires y tuvo desde el inicio un doble objetivo. Por un lado servir de arrecife artificial y propiciar que sobre esas esculturas se instalara vida marina. Por otro, atraer a los turistas con el fin de reducir el impacto que estos provocan en la barrera coralina del Caribe mexicano que es una de las más importantes del mundo.

"...creo que no les gusta lo que hice"

Al ser cuestionada sobre las acciones legales anunciadas contra ella, Olek se limitó a decir que podría compensar al museo cubriendo con ganchillo más esculturas. "No sé por qué me demandarían, creo que no les gusta lo que hice pero mi intención era positiva, eso es lo más importante de mi trabajo, lanzar mensajes positivos", dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios