14 de Noviembre de 2018

Chetumal

Profeco recomienda denunciar abusos en precios

En Bacalar retomarán las visitas de inspección durante el período vacacional.

Compartir en Facebook Profeco recomienda denunciar abusos en precios Compartir en Twiiter Profeco recomienda denunciar abusos en precios

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La Procuraduría Federal del Consumidor, exhortó a los bacalarenses y visitantes que arribarán esta temporada vacacional de Semana Santa, denunciar cualquier abuso de precios que se presente en cualquier establecimiento, con la seguridad de que será verificada la denuncia por esa instancia.

Zazil Rodríguez Pedraza, encargada de la Profeco en Chetumal, aseguró que se estarán realizando visitas periódicas para inhibir cualquier atropello al consumidor durante este período vacacional, aunque también proporcionó el número gratuito: 01 800 4 68 87 22, para que la población pueda presentar su queja por este medio.

Programa de verificación 

Dijo que del 5 marzo al 18 de abril, estarán llevando a cabo un Programa Nacional de Verificación en toda la entidad, para garantizar que los establecimientos comerciales cumplan con la normatividad, y en el caso de Bacalar, estarán realizando visitas periódicas, ante la falta de un módulo fijo.

También te puede interesar: Recupera Profeco $13.1 millones a favor de consumidores

Aseguró que la intención es modificar el comportamiento de los negocios comerciales, buscando con ello beneficiar a la comunidad consumidora. Destacó que en el caso de Bacalar, por mucho tiempo se dejaron de realizar las visitas de inspección, por lo que la gente se muestra con cierto recelo al momento que los inspectores cumplen con su labor.

Sin embargo, por este motivo, se les mandaron sendas recomendaciones con anticipación sobre las medidas que deben adoptar; no obstante, en dos negocios fueron colocados sellos de suspensión y se les inició un procedimiento por infracciones a la Ley de Protección al Consumidor, ya que no tenían a la vista la lista de precios.

Rodríguez Pedraza, indicó que la intención de exigir la lista de precios a la vista del público, es con la intención de que el consumidor compare precios y al no hacerlo, se hacen acreedores a un procedimiento como medida de apremio, cuya cantidad depende del giro comercial y tomando en cuenta el capital de inversión del establecimiento, que en algunos casos, puede llegar hasta los cuatro millones de pesos, como el caso de las grandes cadenas comerciales. Los sellos de suspensión sirven a la población como advertencia para que verifiquen.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios