15 de Diciembre de 2018

Quintana Roo

Urgen destapar pirámide maya de 47 metros de altura en Q. Roo

Los trabajos de restauración del sitio arqueológico Ichkabal cumplen cuatro años de abandono.

El ejido Bacalar continúa insistiendo en que el INAH retome los trabajos de restauración de la zona arqueológica de Ichkcabal. (Archivo/SIPSE)
El ejido Bacalar continúa insistiendo en que el INAH retome los trabajos de restauración de la zona arqueológica de Ichkcabal. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Urgen <i>destapar</i> pirámide maya de 47 metros de altura en Q. RooCompartir en Twiiter Urgen <i>destapar</i> pirámide maya de 47 metros de altura en Q. Roo

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Ante la pasividad que mantiene el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la restauración de las pirámides de Ichkabal, el ejido Bacalar conformado por un grupo de empresarios locales, han emprendido un proyecto ecoturístico que contempla el avistamiento de aves, la práctica de senderismo y visitas guiadas para dar a conocer la flora y la fauna que rodea la región.

Filiberto Buitrón Hernández, administrador del balneario ejidal, quien forma parte del ejido de Bacalar, señaló que no pretenden quedarse cruzados de brazos ante la insistencia de ese sector con el INAH para que retome los trabajos de restauración de esas pirámides que se encuentran abandonadas desde hace más de cuatro años.

La pirámide central de Ichkabal mide 200 metros de base y 47 metros de altura, con un volumen cuatro veces mayor que la de Kukulcán, en Chichén Itzá. Inclusive, investigadores han opinado que el sitio maya, descubierto en 1995, tendría una relevancia similar a las pirámides de Giza de Egipto.

Por lo pronto, está a punto de culminar la primera etapa que consta de un mirador de 25 metros de altura, para el avistamiento de aves y la flora de la zona que comprende 25 mil hectáreas y la construcción de dos cabañas ecológicas y en las próximas semanas, aprovechar la temporada de secas para iniciar con el trazo de la zona donde se practicará senderismo y las visitas guiadas.

El jabalí, venado, tapir, jaguar y cocodrilos, entre otros, son algunos de los animales que sn comunes observar por esa zona, en virtud de que acuden a beber agua de la laguna San Pedro, que tiene una superficie de 50 hectáreas y se encuentra ubicado en ese sitio, el cual se pretende convertir en uno de los puntos de visita.

De acuerdo a los ejidatarios, la zona que pretenden explotar los empresarios bacalarenses como parador ecoturístico, también contempla la zona de Xcan Río, que se encuentra rodeado de sabana tipo pastizal que brinda un panorama similar a un safari en África. Para llegar a esta extensa zona, rica en flora y fauna, se puede ingresar por la parte de El Suspiro, en un desviación camino al poblado de Reforma y por la comunidad de Morocoy, en el municipio de Othón P. Blanco.

Buitrón Hernández señaló que continúan insistiendo en que el INAH retome los trabajos de restauración de la zona arqueológica de Ichkcabal, el cual pretenden integrar al proyecto ecoturístico que han iniciado.

Por lo pronto, continuarán con la segunda parte que contempla el aprovechamiento de una parte de los terrenos ejidales, para iniciar de ser posible, esta misma semana santa con la visita guiada a esa zona para los turistas que gustan de la naturaleza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios