19 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Proyecto turístico de zona isleña carece de nombre (videos)

Península Mujeres es una de las propuestas, pero es necesario realizar un estudio de mercadotecnia.

Continúan construyendo desarrollos turísticos en la zona continental. (Jazmín Ramos/SIPSE)
Continúan construyendo desarrollos turísticos en la zona continental. (Jazmín Ramos/SIPSE)
Compartir en Facebook Proyecto turístico de zona isleña carece de nombre (videos)Compartir en Twiiter Proyecto turístico de zona isleña carece de nombre (videos)

Jazmín Ramos/SIPSE (Cuarta parte)
CANCÚN, Q. Roo.- Aunque actualmente el desarrollo turístico en la parte continental de Isla Mujeres no tiene un nombre definitivo debido a que se busca crear una marca que lo distinga, tentativamente se propone el de Península Mujeres, pero para asignarlo se hará un estudio de mercadotecnia y con base en ello las autoridades municipales y la Secretaría Estatal de Turismo decidirán.

Por lo pronto, ya están en operaciones tres mil cuartos de hotel y para finales de 2019 se espera otras seis mil llaves, y aun cuando el POET refiere que deben ser proyectos de bajo impacto, lo cierto es que sólo limitaron el número de pisos permitidos, pero se están edificando obras horizontales con mayor número de habitaciones.

También te puede interesar: Replicar desarrollo turístico en zona isleña, grave error (videos)

Sandra Moguel Archilan, coordinadora de la oficina sureste del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), dijo que el tomar de base destinos como los que actualmente hay en Quintana Roo, ponen en riesgo el frágil sistema que se tiene en el estado y la parte continental de Isla Mujeres no es la excepción.

“Los desarrollos tan agresivos también violentan los derechos humanos de quienes viven en esas zonas, pues como no atienden las demandas sociales, los habitantes enfrentan rezagos que rebasan la capacidad de las autoridades”, expresó.

Ejemplificó con Cancún, en donde pese a su gran éxito no tiene suficientes plantas de tratamiento de aguas residuales, carece de un adecuado manejo de la basura, existen rezagos en infraestructura social y el impacto al medio ambiente de algunas zonas es irreversible.

“Este modelo que se sigue replicando es exitoso desde el punto de vista financiero, se replica únicamente para tener esa derrama económica, pero realmente no está siendo sostenible; es decir, los recursos naturales por los cuales la gente visita este lugar son impactados, degradados y se afecta el principal atractivo”, dijo.

Recalcó que la Península de Yucatán es un ecosistema de suelo cárstico, entonces es como si fuera una gran esponja o un queso gruyer, no es tan sólido y ese punto no se contempla en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), es una de las grandes fallas, porque no se hacen estudios de geofísica o mecánica del suelo.

“A esto se le añade que muchos desarrollos se construyen sobre humedales, cuando el manglar es una especie protegida, lo cual nos muestra que hay permisividad de algunas autoridades, por ello se tiene que ser vigilante de estos desarrollos para evitar que sigan dañando el medio ambiente”, comentó.

Aclaró que no es que se esté en contra del desarrollo, más bien se trata de buscar uno sustentable que pueda mantener a lo largo del tiempo y que las comunidades sí puedan tener un aprovechamiento del uso sobre el ecosistema, para que no se deteriore o no se deprede.

La sustentabilidad resta competitividad

A pesar del éxito de Cancún y la Riviera Maya, falta sustentabilidad en la mayoría de los desarrollos y no diversificar su oferta turística le resta competitividad, en virtud de que su principal atractivo se ve amenazado por los desarrollos tan agresivos y una prueba de ello, es que ha caído el flujo de turistas de alto poder adquisitivo convirtiéndose en destinos paqueteros.

Empresas de consultoría sobre la tendencia en la industria turística refieren que en los últimos cinco años creció 35% el arribo de viajeros de bajos ingresos, pues aun cuando la derrama económica se mantiene arriba de 60%, se debe al número de vacacionistas que llegan, pero no por la derrama económica, entonces al aumentar el número de hoteles con el desarrollo en la parte continental generará una guerra por sostener ocupaciones.

José Alberto Morales Hernández, coordinador de la Escuela de Turismo en la Universidad Anáhuac, indicó que afortunadamente Quintana Roo mantiene su liderazgo en captación de inversiones, sin embargo no puede seguir ignorando el tema de la sustentabilidad y calidad ambiental de sus destinos, porque eso le va restando competitividad, dado que la tendencia internacional del turismo gira en tener una experiencia cercana a la naturaleza.

“Un desarrollo turístico tiene implicaciones tanto económicas, como sociales y ambientales, tres factores que deben tomarse en cuenta, porque de eso dependerá qué tan satisfactoria sea la estancia de los turistas; el tener una ciudad en armonía con la naturaleza, segura y calidad de servicio genera una experiencia agradable que se replica mediante la llegada de más turistas”, expresó.

Argumentó que de nada sirve tener un destino que no se diversifica apostándole a replicar la misma experiencia para los visitantes porque la tendencia turística cambia; se trata entonces de ser competitivos, estar a la vanguardia de las exigencias del mercado, de modo que cualquier desarrollo turístico tiene que tomar en cuenta esos aspectos.

“Tenemos que entender que el turismo no sólo se presenta en el lugar donde está la playa, hay un cúmulo de elementos que se ven involucrados para generar la experiencia turística y tenemos que pensar a nivel de sistema y también es importante entender que ese desarrollo regional debe cumplir con criterios de sustentabilidad”, dijo.

Comentó que desafortunadamente no se ha trabajado lo suficiente es buscar el liderazgo en los indicadores de sustentabilidad a fin de guiar a los inversionistas sobre qué tipo de turismo se debe impulsar en Quintana Roo, dejando atrás modelos que si bien tuvieron su éxito hoy requieren adaptarse a las demandas mundiales del mercado.

Aseguró que cualquier proyecto turístico debe ser económicamente viable, pero también ambientalmente responsable y socialmente justo, en la medida en que logren estos tres ámbitos seguramente se estará a la altura de las circunstancia y no solamente Quintana Roo será de los estados más visitados, sino uno de un destino líder en materia de sustentabilidad del turismo, lo cual es fundamental.

Datos

El mega desarrollo de la zona continental de Isla Mujeres carece de nombre oficial y está conformado por cuatro complejos: Playa Mujeres, Paraíso Mujeres, Costa Mujeres y Sotolindo.

*En total se plantean 22 mil cuartos de hotel, de los cuales ya operan tres mil y para finales de 2019 habrá un total de nueve mil llaves.

*Por habitación se crean 1.8 empleos, por lo que a finales de 2019 el desarrollo turístico de la parte continental estará cerrando con 18 mil plaza laborales.

*En Playa Mujeres, la cadena Excellence proyecta dos hoteles que suman más de mil habitaciones y se contempla un hotel más de la familia Hank Rhon, que operaría AM Resorts.

*Paraíso Mujeres desarrolla 148.2 hectáreas que se dividirán en cuatro lotes con uso hotelero, residencial y comercial, con 2 mil 25 llaves.

*Costa Mujeres con una extensión de 381.9 hectáreas contempla la construcción de 14 hoteles con un total de
6 mil 900 cuartos y un campo de golf de nueve hoyos.

*Sotolindo se conforma por un complejo que abarca una superficie de 686.89 hectáreas con uso de suelo hotelero, turístico, residencial y comercial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios