22 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Brota río de aguas negras en pleno corazón de Playa del Carmen

A pesar de la intervención de las autoridades, el problema de los rebosamientos de inmundicia en la zona turística se complica.

Al tapar el respiradero con concreto, el problema de la fuga se agravó. (Adrián Barreto/SIPSE)
Al tapar el respiradero con concreto, el problema de la fuga se agravó. (Adrián Barreto/SIPSE)
Compartir en Facebook Brota río de aguas negras en pleno corazón de Playa del CarmenCompartir en Twiiter Brota río de aguas negras en pleno corazón de Playa del Carmen

Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El problema de los rebosamientos de aguas negras en la zona turística no es minúsculo. Según autoridades la falta de cultura de la ciudadanía es un factor. También lo es el crecimiento del centro de Playa del Carmen y ,por supuesto, el rezago de la infraestructura de drenaje.

La negación de Arturo Castro Duarte, gerente de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (Capa), para resolver un problema que prestadores de servicio, medios de comunicación y especialmente los turistas han denunciado, es la cereza de la urgencia de la cual en las oficinas centrales de esa dependencia parecen no estar informados.

Después de las lluvias de mayo de este año, que como otras veces provocaron rebosamientos en la Playa Fundadores, al gerente de la CAPA se le ocurrió ponerle un sello de concreto a uno de los respiraderos del colector playero del que habitualmente rebosan las aguas negras.

Ahora, en un intento por quitarse la responsabilidad que le embarga su cargo público, declaró que el tapón tiene más de seis años, cuando se ha atestiguado que ese tapón tiene acaso dos meses.

Un efecto de “la solución” que aplicó Castro Duarte al tapar el respiradero con concreto fue que la presión del agua residual ya no salió en la playa. Ahora lo hizo en la avenida 12 en su entronque con la calle 1 Norte así como en la avenida Juárez entre la Quinta Avenida y la avenida 10, en pleno corazón turístico de la ciudad.

Según Alberto Alonso Ovando, director a nivel estatal de la CAPA, se han invertido cerca de 3.5 millones de pesos en el emisor de la zona turística y la compostura del colector de la avenida 10 para mitigar los estragos que cada llovizna deja en la imagen turística.

El funcionario aseguró que se evaluará porque los rebosamientos que se reportan son los mismos en cada lluvia, aunque aseguró que el problema “no se va a poder resolver hasta que no tengamos la conciencia los ciudadanos de que una cosa es el drenaje pluvial y otra es el drenaje sanitario”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios