23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

‘Si no hay gas, no tienen para cocinar y beneficiar…’

Estudiantes de la Universidad del Caribe piden a la ciudadanía apoyo para albergue.

El albergue se ubica en la Supermanzana 65. (Tomás Álvarez/SIPSE)
El albergue se ubica en la Supermanzana 65. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook ‘Si no hay gas, no tienen para cocinar y beneficiar…’Compartir en Twiiter ‘Si no hay gas, no tienen para cocinar y beneficiar…’

Rubi Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Estudiantes de la Universidad del Caribe invitan a que la población contribuya con los gastos inmediatos del Albergue Manos que Protegen, ya que al ser parte activa del lugar, al realizar su servicio social, han detectado la necesidad por cubrir los gastos de servicios como gas, agua y luz. 

El apoyo es directamente para los beneficiados del lugar, quienes son personas de bajos recursos con familiares internados en el Hospital General Regional “Jesús Kumate” y requieren del albergue para poder dormir o asearse en un lugar seguro, comentó Mario Jiménez Velueta, estudiante de gastronomía en la UniCaribe. 

También te puede interesar: ‘Es un reto, pero también satisfactorio’

Asimismo el lugar proporciona alimento diario para los alojados en el lugar, así como para familiares que se encuentren dentro del área de urgencias del hospital, ya que un grupo de estudiantes que realiza su servicio social en el organismo, se encarga de llevar la comida que preparan todos los días los integrantes del albergue. 

De ahí la importancia de que cuenten con apoyos constantes por parte de empresarios o la ciudadanía que contribuyan con los gastos de servicios y de materia prima, “si no hay gas, no tienen para cocinar y beneficiar con alimento a decenas de personas”, dijo.

“El ayudar con las labores del albergue es parte de las actividades del servicio social, pero al estar aquí se ve la necesidad diaria y el trabajo y dedicación para hacer que esto funcione diariamente”, señalaron estudiantes al invitar que la población en posibilidad de ayudar, contribuya con la causa.

En 2012 comenzó formalmente la labor del organismo en Chetumal, como una iniciativa de Yolanda Alcocer, quien buscó contribuir con los familiares de enfermos, para que pudieran tener un lugar donde descansar y comer, mientras sus familiares eran atendidos en hospitales, señaló María de los Ángeles Campos Alcocer, hija de la fundadora y presidenta de la asociación.

Un año más tarde comenzó la asociación a operar en Cancún, ubicando sus instalaciones en calle 9, manzana 8, lote 30, Supermanzana 65 y meses después concretando su tercer hogar, en el municipio de José Maria Morelos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios