20 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Canoeros rinden culto por décimo año a la diosa Ixchel

Las 36 canoas partieron de Xcaret con destino a Cozumel; hoy deben regresar.

Los caoneros de la Travesía Sagrada Maya partieron ayer desde Xcaret con rumbo a Cozumel. (Adrián Barreto/SIPSE)
Los caoneros de la Travesía Sagrada Maya partieron ayer desde Xcaret con rumbo a Cozumel. (Adrián Barreto/SIPSE)
Compartir en Facebook Canoeros rinden culto por décimo año a la diosa IxchelCompartir en Twiiter Canoeros rinden culto por décimo año a la diosa Ixchel

Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.-  Con la llegada del alba aparecieron los primeros danzantes que rindieron pleitesía a la efigie de la diosa Ixchel, cual inicio de un ceremonial milenario de la cultura maya, que entre percusiones, caracoles y copal se repitió por décima ocasión ayer en Polé, hoy Xcaret. 

Después vinieron las danzas tributadas a la diosa de la fertilidad y la salud y el vuelo de las guacamayas que abrieron paso a los grupos de las primeras 20 canoas que partirían hacia Kuzamil, hoy Cozumel.

En los linderos de la playa que desde la última década alberga esta tradición de la cultura maya, los gritos de buena suerte, los aplausos, y los hasta luego de amigos y familiares de los canoeros se fundían con el crujir los tambores y las reverencias.

También te puede interesar: La Travesía Sagrada Maya cumple una década

Algunos de los 400 canoeros que participan en esta travesía, que tienen hoy su segundo capítulo cuando regresen de Kuzamil a Polé, tuvieron oportunidad de despedirse de sus familiares que acudieron a presenciar su partida.

Antes de iniciar el reto de llegar remando a la isla de Cozumel, Victoria López se fundió en un abrazo con su madre y parte de su familia. Ella participa por primera vez en la Travesía Sagrada Maya y como el resto de los canoeros tuvo que prepararse durante seis meses.

“Esto es algo trascendente para mí, y aunque ha sido un entrenamiento muy largo y difícil para mí llego para dar todo de mí; ahorita ya estamos preparados mentalmente, y las remadas largas que cada mes hacemos nos ha ayudado para afrontar este reto, hemos hecho trayecto de cinco horas, y la última fue de Isla Mujeres a Cancún en un circuito en el que rodeamos la isla, y esto lo vamos a lograr”, dijo.

Cuando llegó el amanecer las canoas comenzaron a zarpar: las 20 que estaban sobre la playa fueron las primeras; después les siguieron el resto hasta completar las 36.

Remaron durante ocho o nueve horas, algunos más y otros menos hasta llegar a Kuzamil, desde donde esta mañana regresan para completar el ancestral ritual en el mismo lugar que ayer los vio partir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios