25 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Sacrifican privacidad por vivir en 'el paraíso'

El Observatorio de la Violencia Social y de Género ubica como dañinas estas condiciones.

Compartir en Facebook Sacrifican privacidad por vivir en 'el paraíso'Compartir en Twiiter Sacrifican privacidad por vivir en 'el paraíso'

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En Benito Juárez el crecimiento descontrolado de cuarterías y “micro casas”, además de la falta de espacios públicos, genera violencia e inseguridad, mencionó Celina Izquierdo, secretaria técnica del Observatorio de Violencia Social y de Género en Benito Juárez.

Las cuarterías en Cancún, Solidaridad y Tulum son el boom de estos destinos, el hacinamiento se ve más en hombres, pero en los últimos meses, el comportamiento se da también en mujeres, conviviendo sin tener espacios mínimos de privacidad y la posibilidad para desarrollarse, explicó. 

La investigadora comentó que la gente no tiene vivienda digna, no cuenta con espacios para recreación para niños y adolescentes y han sido las autoridades quienes en su momento, permitieron la construcción de casas de 46 metros cuadrados.

También te puede interesar: ¿Quieres un crédito para tu vivienda? Conoce estas nuevas reglas 

Izquierdo Sánchez, comentó que estas viviendas fueron construidas por el comportamiento acelerado de migración de población a Cancún, pero al ser espacios tan reducidos, no existe privacidad, ni vida conyugal, pues no sólo vive papá, mamá e hijos; sino también dos o tres adultos más, familiares de alguno de los papás.

"En Villas Otoch se tiene el ejemplo claro: la gente vive en hacinamiento y estadísticamente, es de las zonas con mayor índice de suicidios y de inseguridad"

“En Villas Otoch se tiene el ejemplo claro: la gente vive en hacinamiento y estadísticamente, es de las zonas con mayor índice de suicidios y de inseguridad; ¿Alguna duda de lo que generan esos espacios reducidos?; ¿Alguna duda de lo que pasa por no tener espacios públicos?”, cuestionó.

En el estudio “Informe de pobreza y evaluación”, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en Quintana Roo, la incidencia de población con carencia por calidad y espacios de la vivienda disminuyó 23.6 % en los últimos cuatro años, al pasar de 25.8 en 2008 a 19.7% en 2012.

‘Combo’ peligroso

Sin embargo, tras dicho “avance” en mejora de espacios de vivienda, la falta de andamiaje educativo y la ausencia de una normativa, para la experta en violencia social, dan como resultado un combo muy peligroso: hechos de excesiva violencia; alto índice de suicidios en niños y adultos; e incremento en el consumo de algún tipo de drogas.

Recordó que hace más de ocho años se tuvo en Benito Juárez una política pública para rescatar espacios públicos del vandalismo y generar en ellos zonas verdes y lugares de recreación, sin embargo, más de 90 predios fueron entregados a grupos religiosos, violando el derecho de todos para tener lugares de convivencia.

Un estudio reciente del Observatorio de Violencia Social y de Género en Benito Juárez, hecho en 3 mil familias, reflejó la necesidad de la población por abrir más espacios públicos, pues con ello se mejoraría la calidad de vida y se le daría oportunidad a la infancia de crecer en lugares sanos.

Pobreza en Quintana Roo 

Cifras del Coneval destacan que en Quintana Roo aumentó 16.6% la incidencia de población sin ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas, con ello, aumentaron las carencias, al pasar de 38.6% a 45% la población; es decir, cerca de 650 mil personas se encontraban en esta situación.

Benito Juárez, seguido por Othón P. Blanco y Solidaridad, son los municipios con mayor número de personas en pobreza.

La familia Jiménez Cruz vive en una “micro casa”, esta cuenta con una estancia de apenas tres metros en la que comparte el espacio de la cocina; una recámara y un baño. En esta vivienda habitan cinco niños y dos adultos, dividieron la parte de la estancia para colocar otra cama para los niños más grandes.

Para ellos, la falta de solvencia económica les deja esta opción, el problema es que por la inseguridad en la zona, los niños pasan de la escuela a la casa, todo el día encerrados por la falta de parques y espacios públicos. 

En un recorrido por las Supermanzanas 66, 67, 74, 75, se identificaron más de 100 viviendas con las características propias de cuarterías, con muchas habitaciones y pasillos, por casa por lo menos hay entre siete y 12 cuartos que se alquilan entre mil y mil 500 pesos mensuales. Aquí además de cuarterías, se ocupan como casas de citas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios