22 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

¿Es cierto que el WiFi daña la salud?

El uso generalizado de esta tecnología ha despertado dudas sobre sus efectos en los humanos.

Compartir en Facebook ¿Es cierto que el WiFi daña la salud?Compartir en Twiiter ¿Es cierto que el WiFi daña la salud?

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- Con el avance de la tecnología y el uso desmedido de ésta, surgen rumores y dudas respecto al daño que puede ocasionar en la salud; un ejemplo es el uso del WiFi.

En Quintana Roo cinco de cada 10 personas tienen acceso a internet, una cifra mayor a la media nacional; el Estado es líder en espacios gratuitos con conexión inalámbrica en la región Sureste, con cerca de 405 puntos.

En los últimos años, el creciente uso del WiFi ha despertado ciertas dudas sobre su seguridad. Tanto, que no es raro encontrar en internet publicaciones que advierten de un supuesto daño a la salud de los usuarios, explica el portal web Dinero en Imagen.

Carlos Ceballos Villalba, especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM, afirma que, hasta la fecha, no existen datos contundentes que demuestren tal riesgo.

También te puede interesar: Cinco síntomas de que eres adicto al celular 

Los estudios han seguido a personas durante 10 años y no se tiene una vista completa de si puede causar un efecto o no. Las conclusiones actuales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son que el efecto dañino, como tal, no existe.

Si bien, se han detectado ciertos efectos en animales, en el caso de los humanos, la evidencia es muy poca. En este sentido, el médico Adrián Martínez Franco, también de la UNAM, explica que, aunque las ondas electromagnéticas (o de radiofrecuencia) están presentes de manera cotidiana, estas tendrían que concentrarse en grandes cantidades y por un tiempo muy prolongado para causar daño.

Daño por tener el celular en el bolsillo

Por ahí, algunos estudios publicaban que tener el celular cerca de la bolsa, en los hombres producía mala calidad del esperma. Pero también se demostró que los estudios no tenían suficiente fortaleza metodológica y la misma OMS los descarta.

En este sentido, ambos especialistas coinciden en que será necesario que pasen muchos años antes de que los estudios y seguimientos arrojen algún resultado.

Asimismo, recomiendan tener cuidado con la información que se consulta en internet, ya que en la mayoría de los casos, se trata de publicaciones sin ningún sustento científico. Por ello, sugieren acercarse a estudios serios que instituciones de salud, universidades u organismos publican periódicamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios