NOTICIA DE ARCHIVO

Lo que no sabías de Abel Martínez

CANCÚN, Q.Roo.- Su debut como profesional fue en Cancún; no solo es un buen pelotero, sino que además es un amante de la pesca.

 Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Hay muchos que no creen en las coincidencias, pero créanlo existen, y es que indudablemente son parte del destino, algo similar al "famoso" librito en él béisbol, que no existe pero que todo mundo amante al rey de los deportes conoce; y en el caso de Abel Martínez hay varias cosas de él que quedan muy bien aplicadas a las "coincidencias", y al, queramos o no destino marcado.

De acuerdo al boletín informativo emitido por la coordinación de prensa de los Tigres de Quintana Roo, Abel Martínez Ayón, apenas el pasado 15 de abril cumplió 34 años de edad, ya que en 1977 vio la primera luz en Los Mochis, Sinaloa; pero hoy por hoy, es el "mochiteco-cancunense"; y es que en aquella ciudad del pacífico mexicano nació, y en este destino turístico solo 7 años mayor que él; ha encontrado su hogar, no solo para radicar al lado de su esposa y sus dos hijas; sino que también como pelotero profesional, desde su debut en 1996, y a partir del 2008 su retorno, y a una organización como la de los Tigres.

Todo esto quizá ya lo sabías, pero ahora te presentamos las cosas que no sabías de Abel Martínez:

Al igual que la gran mayoría de los peloteros profesionales, sus inicios en el mundo del béisbol fueron desde que el equilibrio en su caminar ya era dominado, por aquel pequeñín de nombre Abel Martínez Ayon, ya que la primera vez que se vistió de pelotero fue a los 4 años, en la categoría Pañales en su natal Mochis, y esto surgió ya que Don Agustín Martínez, padre de Abel era promotor de escuelas infantiles del rey de los deportes en dicho lugar.

 Abel Martínez, es hijo de Don Agustín Martínez y Doña Carmen Ayón quienes procrearon, además del jugador de béisbol, a dos vástagos más que son Agustín y Carmen; al tiempo de reconocer que al igual que muchas familias mexicanas cuenta con dos medios hermanos.

Si bien es cierto que desde pequeño un diamante se convirtió en un gran parque para él, no dejo de ser un niño que en su cuadra tenía otro tipo de distracciones, y tirando de huesito era un experto en canicas, además del trompo, ¿Quién lo diría?.

José "Peluche" Peña es quien finalmente lo firma para convertirlo en pelotero profesional, y esa primera experiencia la tiene con la organización de los Diablos Rojos del México muy joven en 1994, cuando solo tenía 16 años de edad; para el 95 lo mandan a Puebla donde tampoco se presenta el chance de debutar. Pero ahí comienza como diría Mecano "la fuerza del destino", y es que para el 96 los Pericos se mudan a Cancún, donde la vida le cambio por completo, al también conocido hoy como el "Turbo" Martínez.

Como vimos en el primer punto, el juega béisbol desde muy niño, pero nunca se imaginó que en el 2011 tuviera ya 16 temporadas como pelotero profesional, haber rebasado los mil hits, los 100 robos de base; al tiempo de reconocer que de no ser hoy beisbolista, le hubiese gustado mucho ser un abogado, pero al mismo tiempo dijo que si volviera a nacer, no dudaría en volver a ser beisbolista.

 "Coincidencia o destino", si es una frase usada por uno de los extraordinarios personajes de Eugenio Derbéz, pero en el caso de Abel Martínez no hay ninguna duda que esto es real, y es que desde que debutó aquí, dijo de aquí soy y de aquí seré, aquí se caso, aquí radica, sus dos hijas son cancunenses, sus mejores amigos y su familia política con compadres y demás, son al igual que él y su familia, gente del Caribe mexicano.

Abel Martínez tiene familia de parte de su esposa en Isla Mujeres, por lo que el cruzar el mar es de todos los días, y su hobbie es justamente con el majestuoso mar Caribe, ya que la pesca es lo que más disfruta lejos de su profesión, y presume haber hecho picar carnada, a barracudas de más de 20 kilos, así como sierras, dorados, señalando que cuando llegan las vacaciones, se escapa no solo a la isla que tiene de frente Cancún, sino que Holbox es otro de sus sitios favoritos en su querido Quintana Roo.

 Es vecino de Raúl Sánchez  jugador hoy de los Leones de Yucatán, quien también forma parte de las coincidencias y destino, ya que Sánchez, debuto con Tigres en el 93, equipo donde hoy juega Martínez; pero Raúl no jugó los siguientes dos años en LMB, hasta que en el 96 en Cancún coincidieron ambos y fueron compañeros 8 años, y luego se volvieron a encontrar en el 2007 en Veracruz; los dos son nacidos en Sinaloa, radicados en este destino turístico, con un par de hijos ambos registrados en esta ciudad, y además vecinos.

 Dicen por ahí, cuando algo rima, salió "verso sin esfuerzo"; y vaya que con Abel Martínez queda, ya que su esposa se llama CristABEL; su hija mayor lleva el nombre de Natalia; pero la más chiquilla y conocida como la "Chiquis", lleva un "doble play" del nombre de sus padres, ya que solo le quitaron la T a la combinación, y la nena se llama CRISABEL.

 Hasta antes de esta temporada del 2011, los lunes eran días de descanso, y cuando se dan Abel Martínez demuestra que ya es peninsular del sur, ya que su platillo predilecto es como el tradicional del inicio de la semana en esta zona del país, que es el frijol con puerco, y que la mejor COCINERA que ha conocido,  es su esposa Cristabel ya que lo prepara exquisitamente; pero ahora cuando se presenta la posibilidad viaja a Isla Mujeres donde tiene familia, a visitar a su tío favorito el "Tío Chel".
Notas relacionadas