Estudio: La depresión y el estrés afectan la eficacia de la vacuna Covid-19

En estudio informó que factores emocionales pueden afectar el sistema inmune de una persona, provocando una repuesta ante la efectividad de la inyección.

|
Un trabajador de la salud prepara una dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en el Hospital Posta Central en Santiago, Chile, el miércoles 13 de enero de 2021. (AP Foto/Esteban Felix)
Recibe noticias y descuentos exclusivos en tu correo
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Ciudad de México.- Aunque la vacuna contra el Covid-19 ha despertado esperanza entre la gente, la depresión, así como la ansiedad y la soledad, pueden ser elementos que mermen la efectividad de la inyección que expertos han hecho para frenar la pandemia del SARS-CoV-2, según ha informado un reciente estudio publicado en Perspectives on Psychological Science.

La investigación codirigida por Annelise Madison, de la Universidad Estatal de Ohio, afirmó que la pandemia tiene un componente de salud mental preocupante, "causa ansiedad y depresión, entre muchos otros problemas relacionados.

Los factores estresantes emocionales como estos pueden afectar el sistema inmunológico de una persona, afectando su capacidad para protegerse de las infecciones".

¿En que consiste el estudio?

La especialista ha mencionado que su trabajo ahonda en la eficacia de la vacuna y cómo la mentalidad de las personas, y sus factores emocionales, pueden alterar la capacidad del cuerpo para desarrollar una respuesta inmunitaria.

"El problema es que la pandemia en sí misma podría estar amplificando estos factores de riego", añadió.

Janice Kiecolt-Glaser, quien también codirigió la investigación, afirmó que se centraron solamente en una faceta de la respuesta del sistema inmunológico, luego que las vacunas, a las pocas horas de su aplicación, tienen ya una respuesta inmune general a nivel celular, formando una primera línea de defensa.

La directora del Instituto de Investigación en Medicina del Comportamiento de la Universidad Estatal de Ohio añadió que afortunadamente la eficacia de las vacunas es del 95 por ciento, por lo que los factores psicológicos en lo que afectarían es la alargación del tiempo que lleva desarrollar anticuerpos o pueden acortar la duración de inmunidad.

También te puede interesar:

 El cubrebocas más inteligente del mundo tiene luces, bocinas y ventiladores

 Covid: Estos efectos secundarios podrías causarte la vacuna de Pfizer

 ¿Sabés por qué los argentinos adoran la infusión de la yerba mate?

Cargando siguiente noticia