Yucatán: CICY busca nuevas maneras de utilizar el sargazo

El CICY trabaja en la creación de bio-carbón para la generación de energía y otras aplicaciones más cotidiana

|
Afirman que son muy interesantes todas las aplicaciones que se le pueden dar al sargazo. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- A fin de darle uso y valor agregado al sargazo, considerado un problema para las playas, la doctora investigadora de la Unidad de Energía Renovable del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), Beatriz Escobar Morales, trabaja en la generación de bio-carbón para la generación de energía y nuevas aplicaciones más cotidianas.

Precisó que uno de los usos contemplados con dicho resultado es la creación de una celda de combustible para los aparatos electrónicos como celulares, computadoras u otros dispositivos portátiles o no portátiles dependiendo de la utilidad.

Sin embargo, durante la investigación, indicó, que se descubrieron muchos residuos de carbones que no eran tan óptimos para la generación de energía y a los cuales se les busca otros usos, como para la creación de jabones, pasta de dientes, mascarillas, cremas, entre otros artículos.

La investigadora lleva seis años trabajando en dicho proyecto, que consiste en la recolección, limpieza y tratamientos químicos para otorgarle al sargazo características únicas para convertirlo en biocarbón.

“Entonces ese biocarbón podemos usarlo de dos formas, colectamos el sargazo en la Riviera Maya ahí mismo le damos el tratamiento para hacerlo biocarbón y como es con características menos complicadas digamos, entonces es mucho más fácil hacerlo y entonces hacemos el jabón porque tiene alta demanda en los hoteles de ahí y es como una economía circular por ejemplo”, explicó.

Destacó que son muy interesantes todas las aplicaciones que se le pueden dar al sargazo por lo que continúan trabajando en nuevas maneras de usarlo.

Como todo proceso, resaltó, se generan residuos a los que se les da una nueva aplicación y aunque en primera instancia se trabaja en la generación y almacenamiento de energía, algunas veces las aplicaciones tienen un grado de innovación más alto y requieren mayores recursos, que en la actualidad se han visto mermados por la pandemia, lo que lleva a la investigación a buscar nuevos mercados y procedimientos más económicos.

Sin embargo, resaltó, que antes de la pandemia se pudo hacer la solicitud de registro de patente de una celda de combustible portátil ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), pero debido a la crisis aún no se ha podido continuar con el proceso para conocer la resolución.

TAMBIÉN TE PODRÍAN INTERESAR:

Yucatán: Inicia vacunación a personas de la tercera edad contra Covid en Valladolid

Mérida: Autorizan instalar casillas en los parques públicos para evitar contagios de Covid

Mérida: “Ardiente” San Valentín para pareja del Centro; se incendia su casa

Cargando siguiente noticia